Quisieron tomar  terrenos y fueron  desalojadas

Al menos 60 familias intentaron ocupar un terreno en la zona sudeste de la ciudad, aunque luego fueron expulsadas por la Policía. Se trata de un nuevo conflicto que se desata por el enorme déficit habitacional. Son todas mujeres las que se organizaron tras el desalojo policial que sufrieron cuando intentaron tomar un lote fiscal en la barrio Urkupiña, el jueves de la semana pasada.

Ayer intentaron tomar unos terrenos que están lindantes a las canchas de 2 de Abril, en la denominada bajada del barrio Fonavi.

A media mañana, debajo de un sauce llorón, las mujeres estuvieron congregadas definiendo las acciones en una asamblea. Esperaban que sus esposos y parejas salieran del trabajo para sacar las cosas que tenían escondidas. Personal policial de la comisaría décima estuvo presente con una consigna. Las mujeres se organizaron en un grupo telefónico y anduvieron buscando lugares para armar sus carpas. Aseguraron que son todas familias que necesitan, que ya armaron carpetas en Tierra y Hábitat y que fueron recibidas por su titular, Ángel Sarmiento.

"Nosotros somos familias que ya no podemos afrontar el pago de un alquiler porque todo aumentó, menos nuestros ingresos. Somos productos de una crisis habitacional", dijo Verónica Álvarez.

Pasado el mediodía, los efectivos desalojaron a las mujeres de los terrenos.

Álvarez denunció que los efectivos llegaron de mala manera y las amenazaron con llevarlas presas. La mujer aseguró que no les tiene miedo a los efectivos. "Mi necesidad es real", argumentó.

Otros inconvenientes

La joven solo tiene 21 años y dos niños a cargo. Aseguró que se iba a acampar frente a las oficinas de Tierra y Hábitat, en calle Santiago del Estero al 1300. Este otro frente de conflicto que se le abre a esta oficina pública.

Solo para tener en cuenta como antecedente. Hace unos días unas 100 familias adjudicadas en el loteo Los Paraísos protestaron porque fueron sorteadas hace tres años y el Gobierno aún no tiene listas las factibilidades del terreno. Ahora le prometieron que en un año estarán listos los terrenos.

Estas mujeres, que ayer fueron desalojadas, saben que vienen en el vagón de cola y la desesperación por tener un lugar donde vivir las lleva a hacer cosas no permitidas, síntomas de la crisis habitacional provincial.

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...