Toques mexicanos: combinación de buen gusto y color

 

Cuando se recomienda decorar al estilo mexicano es común imaginarnos una serie de muebles rústicos, texturas gruesas y ásperas, remaches, hierro fundido y azulejos de colores vivos. Si no gustamos de esa estética, simplemente nos negamos a la posibilidad de descubrir un sinfín de alternativas, formas y estilos para decorar y diseñar los interiores de nuestra casa o departamento de forma diferente a lo clásico y tradicional.
Lo mexicano tiene múltiples alternativas alegres, coloridas y frescas, modernas, sofisticadas y desenfadadas.
Aquí van algunas opciones. 
Hay materiales desnudos con acabados exquisitos para incorporar en el interiorismo. Se texturiza con materiales como yeso puro apenas floteado o con acabado craquelado para darle un toque de antigüedad al lugar, se opta por tonos marrones muy tenues y destellos en rosa o durazno. También se puede incluir algún ornamento como un florero de color vivo, azulejos en el piso o muebles de acabado rústico. Esta combinación es ideal para un espacio pequeño como un baño o un vestíbulo.
En el caso del living o sala, sugerimos algún color característico de las haciendas como amarillo o azul, muebles en colores barro y marrón, detalles en madera; algo de herrería y decoración austera le darán a tu estancia un toque muy mexicano y a la vez cómodo y moderno, pero no olvides poner detalles actuales como sillas individuales, arte en las paredes, lámparas o textiles.
La fiebre por el estilo industrial, el uso de los materiales al desnudo, reutilización de maderas, tuberías y textiles gruesos y ásperos pueden mezclarse para generar atmósferas sofisticadas, súper cool y con mucho estilo. Por eso hay que animarse a experimentar con detalles propios de la decoración mexicana
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de vida-y-tendencia

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...