"Es un despropósito que en  el Correo haya despidos"

"El Gobierno, en lugar de estar pensando en despedir empleados tendría que disponer el nombramiento de más empleados", expresó el titular de la Federación de Obreros y Empleados de Correos y Telecomunicaciones (Foecyt) seccional Salta, Julio Reifenberg, al referirse a la alarma que surgió en los últimos días de que la Nación achicaría la planta de personal y el cierre de una gran cantidad de sucursales en el país. "Por ahora son rumores, pero estamos en alerta y analizando las medidas a tomar en caso de que esto se confirme", señaló el dirigente aEl Tribuno. A su juicio una decisión de este calibre "sería un despropósito" por considerar que "no es de esta manera cómo el país va a crecer".

Reifenberg dijo que "venimos de un plan de lucha de tres días en reclamo del mísero sueldo que están cobrando los empleados con contrato eventual". Explicó que estos trabajadores, algunos con siete años de antigedad, perciben sueldos que oscilan entre los 4 y 7 mil pesos. "Todos cumplen el mismo horario y realizan el mismo trabajo que cualquier empleado efectivo del Correo y sin embargo los tienen con un sueldo miserable e incluso, en muchos casos, son explotados", criticó. En ese sentido puso como ejemplo la situación de una empleada de Rivadavia Banda Sur a la que la obligaban a cumplir doble función. "Se trata de Miriam Torres, una señora de casi sesenta años, a quien la conminaban a trabajar en La Unión y en Rivadavia Banda Sur", contó. Reifenberg refirió que la empleada debía recorrer más de 40 kilómetros para cumplir con su labor, sin que le reconozcan los gastos de traslado, viáticos y lo que le corresponde por cumplir una doble función. "Esta señora terminó enfermándose por la sobrecarga de trabajo y ese fue otro de los motivos por el que realizamos el paro", dijo.

El titular de Foecyt aseguró que los trabajadores del interior son los más perjudicados por la sobrecarga laboral a la que son sometidos. "En Cerrillos, por ejemplo, hay un solo empleado y no se da abasto para cumplir con su labor y lo propio ocurre en la puna salteña. En muchos pueblos no hay empleados del Correo y entonces el único que hay en zona debe recorrer largas distancias para transportar las correspondencias y las encomiendas y en ningún caso se le reconoce nada", graficó.

Frente a lo expuesto Reifenberg sostuvo que "cómo es posible que el gobierno nacional esté pensando en achicar la planta de personal cuando aquí está faltando gente". El gremialista sustento sus dichos en estos término: "En Salta capital no se están entregando en tiempo y forma las correspondencias y las encomiendas por falta de personal". Y se preguntó: ¿Adónde quieren llegar con este tipo de medidas?

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...