Convivir con el polvillo, la suciedad y el ruido propios de una obra de construcción (o refacción), reacomodarse en los espacios disponibles, o incluso trasladarse a otros lugares. Es lo que les espera a partir del próximo mes a miles de alumnos que asisten a escuelas que por estas horas están en plena obra.
Desde el Ministerio de Educación difundieron que en la provincia hay 58 obras en ejecución, de las cuales 13 son de envergadura, por lo que deberán reubicar en espacios externos al establecimiento a parte de la matrícula. Se habilitarán aulas provisorias e incluso baños químicos.
La postal de la escuela 4634 Submarino Ara de San Luis, sobre la ruta 51 kilómetro 8, alarmó a los padres a poco menos de un mes del inicio de clases. Si bien la refacción y ampliación del viejo edificio es una buena noticia, enseguida pidieron respuestas a las autoridades educativas debido a los rumores de disgregación de los niños en distintos puntos.
"La escuela tiene siete aulas que se utilizan en cada turno, dicen que estas estarían terminadas hasta el 6 de marzo. También están viendo que estén listos los baños", contó Sara Torres, mamá de un niño que irá a tercer grado, tras una reunión que se hizo el lunes por la tarde.
La escuela Submarino Ara tiene 400 alumnos y jornada extendida de cuarto a séptimo. De acuerdo a lo resuelto, en la jornada común todos los alumnos estarán en la escuela, pero en la extensión (los del turno mañana, por ejemplo, se quedan hasta las 15.30) no podrán por falta de espacio. Los talleres artísticos o deportivos, por lo tanto, se realizarían en la iglesia de San Luis y en la biblioteca municipal.
Anastacia Freytes, otra mamá, se quedó tranquila, pero a medias. Ella tiene dos hijos, uno que hará primero y el otro quinto grado; este último deberá trasladarse. "Se están viendo tres lugares cercanos para que los chicos vayan durante la extensión, pero a los padres nos preocupa el traslado de los niños hasta esos lugares, que están en la zona pero en definitiva es un viaje", dijo.
Otro punto que se trató en la reunión es la seguridad de los alumnos mientras duren los trabajos, un pedido que seguramente se replicará en el resto de las escuelas en plena obra.
"Cuando empiecen las clases los trabajos van a continuar y las autoridades se comprometieron a que el resto del establecimiento, donde se va a hacer una nueva construcción, va a estar vallado para seguridad de niños y docentes", contó Freytes, y advirtió que sus hijos deberán convivir con la obra hasta mayo de 2018.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...