Tommy Cocha: “Si no volví antes es porque me gusta el golf, pero quiero mudarme” 

En el mismo campo de juego del Salta Polo Club, donde desde el miércoles y hasta el pasado sábado compitió en el Abierto del Norte, fue donde Tommy Cocha aprendió el ABC del golf ni bien empezó a caminar. Hoy, con 26 años y lejos de su provincia natal, continúa su camino profesional y por sus interminables compromisos recién pudo pegar la vuelta, al menos por unos días, después de dos años. Su gran participación lo depositó en el séptimo lugar de la competencia norteña y fue la mejor versión que mostró en los últimos meses.
Para los especialistas, los estados de ánimo son una parte fundamental en el desempeño de una persona y no fue casualidad que en Salta volviera a estar en el top ten de los mejores golfistas de la Argentina. “Extraño mucho”, dijo en una íntima charla con El Tribuno durante su estadía en esta ciudad, y además de la nostalgia que sintió se dio tiempo para contarles a los salteños cómo es su vida en Orlando, en el estado de La Florida, entre lujosas invitaciones y la soledad de un joven veinteañero.
El diálogo se interrumpió varias veces, siempre que alguien se acercó a saludarlo y a recordar viejas épocas en el Salta Polo Club, su segunda casa. Cada vez que se despidió de un amigo o conocido mencionó que el afecto es impagable y es, quizá, uno de los puntos de quiebre para mudarse a la provincia en un tiempo no muy lejano. 
Del plano deportivo también habló, y dijo que busca recuperar su nivel, ese que lo llevó a ganar un campeonato Mundial juvenil por equipos en Japón y las medallas de plata y bronce en los últimos Juegos Panamericanos de Toronto 2015. Además de haberse consagrado tres veces en el PGA Tour Latinoamérica.
¿Hace cuánto tiempo no venías a Salta y por qué?
Fueron dos años y esta vez se me hizo eterno. No podía venir por los diferentes compromisos que tenía y ahora no quiero dejar pasar mucho tiempo en regresar.
¿En esta visita te diste cuenta que extrañabas más de lo que imaginabas?
La verdad que sí. Extraño mucho y de hecho pienso mudarme acá de nuevo. Si no lo hice antes es porque me gusta lo que hago, que es jugar al golf. Además, mis padres no viven en la provincia y por eso cuando tenía un tiempo libre priorizaba ir a verlos. Pero estar con parte de mi familia y amigos no es lo mismo. Es otra calidad de vida y por eso pienso volver.
Mientras muchos piensan que viajar por el mundo es un sueño, ¿para vos no está tan bueno?
Claro, el golf tiene estas cosas. Lo lindo es que lo hago por el deporte que me gusta y obvio que no está bueno. 
Por ejemplo, para venir a Salta no toqué una cama en 48 horas debido a los diferentes vuelos y aeropuertos.
Hablando de eso, debés haber vivido diferentes situaciones y estar en lugares lujosos y otros no tanto, ¿cómo es tu vida en las giras?
Sí. De los países más increíbles por lo raro que fueron para mí fue haber estado en Japón o Nueva Zelanda, porque tienen culturas muy diferentes a las nuestras. También me sorprendió Centroamérica, que hace poco pude conocer y está bueno también.
Y de los lugares más ostentosos que te tocaron, ¿cuáles fueron los más increíbles? 
Estuve en fiestas de barcos y mansiones. Fueron tremendas. Después están los hoteles, que son muy lindos, pero estas invitaciones que recibí fueron muy lindas.
¿De parte de quiénes son esas invitaciones?
De algunos amigos que hice o simplemente de fanáticos.
Y tras regresar de esas fiestas lujosas en barcos o mansiones, ¿cómo es tu vida cotidiana?, ¿sos de darte algunos lujos?
No, para nada, es muy normal mi vida. Vivo en un departamento en Orlando, Estados Unidos. Estoy solo, mi novia va a visitarme pero no vive conmigo.
¿Pero tenés personas que ayudan con las tareas domésticas?
No, no. Llego de entrenar y me cocino todos los días.
¿Qué es lo que mejor te sale?
Sé hacer varias cosas como milanesas, tartas de pollo, verduras. Bien, me defiendo.
Decías que cocinás después de entrenar, ¿cómo es tu rutina deportiva?
Generalmente entreno cinco veces a la semana, allá en Orlando. Después estoy de gira, salvo enero y febrero que no viajo y puedo estar más tiempo en mi casa.
Esta vez te tocó venir a la provincia y competir en el Abierto del Norte, ¿qué opinión te dejó el estado del campo de juego?
Muy bien, excelente. Mejoró mucho y estoy muy de acuerdo con todas las reformas que se hicieron. Me encanta que esté así el club.
Tuviste un gran torneo, ¿creés que el plano afectivo tuvo que ver?
No tengo dudas. El año pasado no vine y no me fue bien. No es una excusa, pero influye. Mientras competía, no me aguantaba las ganas de venir. Quiero recuperar mi nivel.
Aparte acá tenés marca personal (junto a él estuvo su hermano Francisco)...
Sí, Fran es uno de mis mejores fans y es un gusto verlo cada vez que puedo. A todos les digo que no estar acá se me hace difícil, pero llevo la bandera de Salta con orgullo. Cuando pueda me voy a escapar para volver a mi provincia, porque es lo que necesito.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...