Cantantes salteños cuentan qué tema le dedicarían a su mejor amigo y por qué

En días como hoy se hace imprescindible separar la paja del trigo. Embarcados en esa puntillosa tarea, de los 945 o 1.575 “amigos” que figuran en el Facebook, ¿cuántos quedan para el abrazo? Poquitos. Un puñado quizás. En ese sentido, es posible sacudirle a la fecha su mero trasfondo comercial para volverla valiosa. 
La amistad es difícil de definir. Para algunos el amigo es el “hermano que se elige”. Para otros es el inclaudicable compañero de vuelo o -por el contrario- el ancla que nos deposita en la tierra. También están los hermanos de sangre que -como gratificación extra- se vuelven grandes amigos. Y las parejas que antes, durante o después de la pasión descubren que el amor puede ser también remanso de amistad. 
Pensando en ese abrazo que hoy, Día del Amigo (real), para muchos se volverá urgente, El Tribuno le propuso a un grupo de artistas escoger la canción que le dedicarían a esa persona especial que -además de estar en su Facebook- les hace sentir a diario que la amistad es un territorio donde podemos abrir de par en par todas nuestras heridas y sonrisas. 

Ana Issa no lo dudó un instante y le dedicó “Honrar la vida”, el maravilloso himno de Eladia Blázquez, a su hermana Soledad. ¿La razón?: “Dicen que antes de venir a esta vida uno mismo elige dónde, cómo y quiénes formarán parte de ella. Sé que nos conocemos de otro lugar y nos elegimos como amigas y como hermanas para transitar esta vida. Nos basta una mirada para entendernos. Con su incansable lucha, poniendo alma, cuerpo y mente, ella me demostró que todo es posible y me dejó sin palabras. Con admiración profunda y eterno agradecimiento saludo a mi hermana amada en su día. Porque siempre, como nos demostraron papá y mamá con su ejemplo, erguirse vertical, con humildad, generosidad, gratitud y con la sonrisa fresca, es honrar la vida”. 

 

 

Santiago Lamagni comenzó a cantar con Andrea Rico allá por el 95. Ambos son el dúo Camagüira. Se eligieron para compartir la música y luego para compartir sus vidas. Él quiso dedicarle a su pareja y amiga “Para Bárbara”, la bellísima canción de Santiago Feliú: “Nos hicimos con esa música y si bien hubo de seguro otras más influyentes, este tema fue bastante ‘exclusivo’ entre nosotros. La amistad nos eligió, nos definió y nos hizo sentir únicos. Cuando pienso en este día no tengo otro referente posible”, asegura Santiago. Y cambia al “vos” para hablarle a ella, a Andrea: “Después fuiste compañera y más. En todo. Y todo lo que supo ser después, lo que se hizo, los que vinieron, los que nos continúan... todo fue gracias a esa amistad que creés añorar pero que cada día es más nuestra y única. Te quiero mi siempre amiga”.

 

 

Mariana Carrizo, por su parte, le dedicó la “Zamba de la Candelaria” a su amigo Lalo Gómez, quien a pesar de haber escuchado “hasta el hartazgo” la versión de la coplera, siempre le pide que le cante la hermosa composición de Jaime Dávalos y Eduardo Falú: “Con Lalo nos conocemos desde hace muchos años. Él era chofer de los Cantores del Alba y muy amigo de Tutú Campos. Desde que nos conocimos entablamos un vínculo muy entrañable. Han sido muchos los caminos recorridos. Fuera del trabajo, la amistad y familiaridad nos mantiene unidos siempre, en las buenas y en las malas. Es una amistad que agradezco a la vida y a la Pachita”.

 

 

Rubén Ehizaguirre es la voz distintiva de Los Nocheros. Él también eligió a su hermano, Ricardo, para dedicarle el tema “A mis amigos”, de Alberto Cortez. “Nuestros padres nos enseñaron a potenciar nuestros sentimientos de hermanos -contó el cantante-. Esta letra sintetiza todo lo que le debo a mi hermano, que jamás se alejó de mi lado. Como dice la canción: ‘Ni la más violenta tempestad pudo con este barco de papel, porque tiene aferrado a su timón por capitán y timonel un corazón’. Realmente me identifico con esta maravillosa letra de un gran maestro como Alberto Cortez”, dijo Rubén.

A Daniel Cuevas lo inspiró “Tiernamente amigos”, una canción de Víctor Heredia que habla de los amigos que llegan temprano a nuestras vidas. Se la quiso dedicar a su esposa y amiga, Raquel. “Es una canción que nos identifica a ambos. Raquel es el amor de toda mi vida y madre de mis hijos. También me recuerda a los amigos de la adolescencia. Algunos de ellos siguen a mi lado y otros no porque la vida los llevó por diferentes caminos. Con Raquel fuimos compañeros durante los cinco años de la secundaria en el Instituto Güemes. La amistad fue la semilla del amor en nuestra vida”, contó el integrante de Los Izkierdos de la Cueva.

La cantante Rocío Riera también pensó en su hermana mayor y amiga Isolina para dedicarle el tema “Blackbird”, de la banda inglesa The Beatles. “Siempre estuvimos unidas, en la oscuridad y en la claridad. Más allá de todo permanecemos juntas en este camino que es también un vuelo”, expresó.

 

 

Por último, Carlos Vargas, cantautor, pensó en una de sus propias composiciones. “Melodía para Manuel”, a la hora de homenajear a los amigos: “Hice esta canción para mi hijo. Se la dedico a Diego León, Walter Moreno, Carlos Marín, Mati Casermeiro, Agustina Vidal, Anita Brizuela, Marcelo Pavón, Mariana Carrizo, porque creemos en la amistad. Con ellos aprendí que los amigos están cuando deben estar”. 

 


 

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...