Red de víctimas emitió un durísimo comunicado

La red "Sobrevivientes de abusos eclesiásticos" emitió un durísimo comunicado tras conocer la decisión de la Justicia salteña de otorgar la libertad al cura Agustín Rosa Torino. "Hoy la Iglesia Católica medieval, cuna de pederastas, está de fiesta", expresa el grupo que creó una página web en internet para denunciar y dar testimonio de los abusos sexuales cometidos por parte de sacerdotes y al mismo tiempo alertar a futuras víctimas sobre este accionar delictivo.

"Una vez más salen libres, con total impunidad, quienes han hecho de nuestras vidas un suplicio, en el que se incluyen a muchos otros que aún no se animan a denunciar", señala el comunicado. Y agrega: "Quienes lo hicimos entendemos por qué y sabemos por qué".

Al hacer un análisis del beneficio otorgado al cura salteño, sostienen: "No conformes con esto, cada día, junto con la justicia patriarcal, marcan nuestra sentencia a seguir atrapados y condenados a no poder volver a vivir".

El grupo sostiene que el accionar del cura Rosa Torino fue avalado por las altas autoridades eclesiásticas a través de la congregación religiosa que fundó en Salta y en el exterior. "Hay muchos encubridores de los abusos sexuales sufridos por una gran cantidad de jóvenes que, bajo los votos religiosos le debían absoluta obediencia, pobreza y castidad, con el argumento de que era la voz de Dios, la autoridad máxima, el buen samaritano", señalan.

La red conformada por víctimas de abusos sexuales sostiene: "Esta autoridad de Rosa Torino no era solo autoproclamada, sino que era avalada y sostenido desde el centro mismo de la curia romana. Los superiores son quienes, bajo la guía del espíritu, tienen el total discernimiento de la voluntad de Dios sobre quienes dirigen, y por tanto pueden decir qué hacer o qué no hacer con la vida de otros".

En otro párrafo del comunicado expresa: "Para quienes fuimos adoctrinados (sometidos) bajo esta institución nos fue difícil poder ver y darnos cuenta de toda la violencia a la que fuimos subyugados. Hoy, después de todo lo que nos tocó pasar, somos nosotros quienes quedamos presos, y ellos en libertad".

En consonancia con ello, manifiestan; "Hoy la Iglesia celebra la libertad de quienes, aprovechando su lugar de poder, han asesinado nuestros sueños, nuestra integridad, nuestras ganas de vivir. Ellos, con sus doctrinas, manipulan las conciencias hablando de amor, misericordia y perdón, como una herramienta útil e ingeniosa para acallar a las víctimas y someterlas a más dolor y más abusos. Nada es casualidad. No son enfermos, no están locos, tienen un plan sistemático y sostenido".

Un protegido

El grupo no ahorra adjetivos para manifestar su malestar con lo dispuesto por el juez Luís Félix Costas. "Hoy la Salta feudal puede celebrar que una vez más un protegido suyo va a gozar de andar por sus calles regocíjandose, codeándose con funcionarios de alto poder, terratenientes y empresarios, porque la Iglesia y el Estado siguen juntos de la mano. Esta es la iglesia que está metida en las escuelas, en todas las instituciones y que pretende enseñarnos moral y ética", dicen.

Por último, la red de víctimas manifiesta: "Este cura, como la gran mayoría, abusa de jóvenes y sostiene a otros abusadores. No importa, nosotros no nos vamos a callar y si vos decidís no cuidar a las víctimas, nosotros sí vamos a seguir peleando para que esto no vuelva a pasar".

 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...