A Kevin Benavides le rechazaron una grave denuncia

Explotó la bomba nomás. Honda se cansó, pateó el tablero y encaró a los miembros del jurado del rally Dakar, pidiendo explicaciones sobre el punto en que el salteño Kevin Benavides y otros pilotos se perdieron en Belén, durante la etapa 10, el día en que el piloto se alejó de la punta.
El Tribuno presenció el reclamo del equipo de HRC, de la mano de Benavides, sobre lo sucedido el martes; y Marc Coma, el director deportivo de la competencia y exmulticampeón de KTM, vuelve a estar en la mira de la marca japonesa por supuestos manejos desiguales con ambas compañías.
El competidor sostuvo que después de haberse perdido por un error en el roadbook en el río Belén, a otros pilotos como Gerard Farrés, les mostraron un cartel indicador para que continúen bien su camino.
“Después de que los primeros ocho pilotos que pasamos, que teníamos una clara diferencia de tiempo, a los demás les mostraron un cartel donde le decían que recalen y uno de los pedidos que tenemos es que la información tiene que ser igualitaria para todos”, dijo el mayor de los Benavides a El Tribuno en San Juan.
Hasta el lunes, Honda y Yamaha se imponían claramente pero un error, al menos sospechoso, alejó al piloto salteño Kevin Benavides, representante de HRC, y tras el abandono de Adrien Van Beveren, Matthias Walkner, de KTM, llegó a la punta. Ahora la marca está a dos simples pasos de ganar la competencia por 17ª vez consecutiva, debido a que el sudamericano se encuentra a 32 minutos en la tabla general.
Ayer, en San Juan, después de la cancelación entre Fiambalá y la ciudad cuyana, el piloto salteño dialogó con este matutino en el autódromo El Zonda.
“Tuvimos un día de enlace y el camino muy largo”, sostuvo sobre el trayecto realizado y contó: “La decisión se tomó anoche (el miércoles), en la reunión de pilotos cuando se informó que íbamos a largar detrás de autos y camiones. Era un buen día para descontar minutos”.
Luego se refirió a la reunión y a la polémica del día con el jurado. “Presentamos un reclamo por lo que pasó en la etapa 10. Nos tomó la declaración así que nos han escuchado, van a evaluar lo que dijimos y en unas horas nos darán una opinión al respecto”, dijo.
Benavides fue muy claro: “Después de que pasamos los primeros ocho pilotos y que llevábamos una buena diferencia de tiempo, a los demás les mostraron un cartel donde les indicaron que recalen”.
Kevin volvió a detenerse en el tramo en que se vio perjudicado: “La nota estaba mal, el GPS validó el punto antes y el dibujo de la hoja de ruta estaba mal, pero bueno, veremos qué es lo que pasa. Ahora a pintar la hoja de ruta para mañana (por hoy) porque todavía quedan dos etapas”. Lamentablemente para el salteño, los jurados no le dieron lugar anoche al reclamo. “No hay nada qué decir”, dijo Kevin con tristeza.
Benavides irá por la hazaña, pero igualmente su equipo podría abandonar el Dakar y no volver a ser parte en la próxima edición. Además, estos polémicos manejos de la organización, para la marca japonesa significa una pérdida grande en lo económico.    

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...