Ivo Chaves: “Gimnasia es el lugar en el que yo más cómodo voy a estar siempre”

Fue una de las “joyas” más valoradas de Gimnasia y Tiro de los últimos diez años. Debutó en el albo en 2012 de la mano de Víctor Riggio, el técnico que hoy vuelve a darle una oportunidad en un momento personal difícil. Su ascendente nivel le dio la chance de alcanzar las mieles del fútbol grande con ascensos a la B Nacional y a Primera en Talleres de Córdoba, hasta que un complicado síndrome hormonal que le complicó el metabolismo le evitó seguir jugando en alta competencia. Hoy se recupera y es refuerzo del club de sus amores, donde se ilusiona con un ascenso antes de volver a la T a mitad de año. Habló de todo en diálogo con El Tribuno.

¿En qué momento personal te encuentra esta vuelta?
Hoy estoy contento. Vine en una situación de recuperación física y futbolística, el club está al tanto y de acuerdo, me ofrecieron hacer la pretemporada para no estar parado, como ya lo estuve mucho tiempo por el síndrome que me afectó. Mi recuperación marcha favorable, pero esto es día a día, tengo que seguir con el tratamiento. Pero el hecho de saber que pronto tendré la oportunidad de jugar y serle útil al equipo me motiva, sueño con volver pronto a pisar una cancha, y qué mejor si es la cancha de Gimnasia.

¿Qué es Gimnasia para vos? 

Representa un montón en mi vida. Con la situación complicada que me tocó vivir, el mejor lugar en el que puedo estar es este, Gimnasia es el lugar que mejor me va a cobijar y a ayudarme con mi recuperación, el lugar en el que yo más cómodo voy a estar. No me pesa jugar un Federal A, para mí siempre será un honor jugar en Gimnasia. 
 

La vuelta no se dio en el momento que más esperabás. ¿Imaginabas otro regreso?
Sí. Pero volver, independientemente de la situación, en entorno y el contexto, siempre es un placer. Estuve cuatro años afuera y siempre extrañé al club. Obvio que me hubiese gustado volver pleno, en otro momento. Pero siento que esto se dio por algo, hay que pensarlo así. Y quiero comenzar a devolverle a Gimnasia un poco de todo lo que me dio para estar donde estuve.

Para vos, ¿está es una manera de volver a vivir el fútbol como siempre quisiste, y en tu casa?
Sí. Arranqué la pretemporada y tuve que readaptarme a todo, al entrenamiento, a la alta competencia. Tuve un síndrome que me afectó fuerte, pero ahora estoy mucho mejor. Soy mesurado, sé que no estoy cien por ciento curado, quiero tener ritmo de competencia y dejar esto atrás. Trato de que no me afecte, tampoco lo tengo todo el tiempo en mi cabeza, es algo que quiero dejar atrás. Ahora quiero disfrutar. El club donde hoy estoy me hace sentir feliz.

Para los que desconocen por lo que te tocó atravesar, ¿cuán difícil fue para vos todo por lo que pasaste? 
No te voy a mentir. Fueron meses muy difíciles desde que comencé con este síndrome. Para un profesional como yo, estar mucho tiempo alejado de las canchas es duro, más porque me pasó cuando estaba en el mejor momento de mi carrera, cuando ascendí a Primera. Me costó mucho aceptarlo y asimilarlo y me invadieron sensaciones de tristeza, bronca. Imaginate, yo le dediqué el cien por ciento de mi vida al fútbol y no poder jugar me daba impotencia. Pero ya estoy mejor en todo sentido, ya renové las energías, cambié el chip. 

¿Cuánto crees que podés aportarle a Gimnasia hoy?
Quiero serle útil con lo mejor de mí. Estoy volviendo de a poco, volviendo a recuperar las sensaciones de un futbolista. Perdí el ritmo y perdí sensaciones deportivamente hablando, que estoy recuperando. Estoy centrándome en estar al cien por ciento en lo físico, luego lo futbolístico llegará solo. Mi juego es muy físico. Si estoy bien en esa índole futbolísticamente le voy a servir a Gimnasia. Más allá del despliegue por las bandas, del ida y vuelta que quiero poner al servicio del equipo, trataré de volcar mi experiencia sobre lo que me tocó vivir y tratar de ayudar. Me tocó ascender con Talleres y sé lo difícil que es. Pero acá veo en un buen grupo, equilibrado, con líderes positivos. Quiero sumar en cancha y en el vestuario a este club que me abrió las puertas en un momento difícil. La humanidad, la nobleza y el respeto de dirigentes y todos los que hicieron posible que vuelva, es digno de destacar.

Deportivamente, el Federal A, ¿es muy diferente en todo a la B Nacional y a la Primera?
Sí, es muy distinto. El Federal es una categoría complicada, durísima, pero que se equiparó bastante, porque tampoco es tan abismal la diferencia y uno lo ve en los cruces de Copa Argentina. Acá hay que aggiornarse de una forma distinta, pero para mí no es nada nuevo, es la categoría que más jugué en mi vida. Me tocó padecerla y ascender, la conozco y sé las claves para jugarla.

¿Extrañás el recibimiento al pisar el Gigante del Norte? Falta poco para volver a vivirlo...
Quiero pisar la cancha para volver a sentirlo al hincha, a vivirlo. El hincha de Gimnasia es el que más cariño me tendrá siempre, vaya donde vaya, porque soy de acá, porque siempre me lo demostró, y es mutuo. Los años que estuve afuera el hincha siempre estuvo pendiente y apoyándome. Por eso también volver me pone feliz.

¿Te ilusionás con un ascenso en 4 meses? 
Hay que ir partido a partido, sin volverse loco. No tenemos menos equipo que ninguno. Quedé sorprendido por el nivel futbolístico, profesional y humano del grupo. Puertas adentro, sabemos que tenemos con qué hacer ruido. Hay muchos equipos armados, pero nosotros somos uno de ellos. Trataremos de tirarle a los rivales la chapa que tenemos encima.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Encuesta

¿Cómo va a terminar el clásico entre Juventud y Gimnasia y Tiro?

Gana el santo
Gana el albo
Empate
ver resultados

Importante ahora

cargando...