El campo le reclama al Gobierno que ajuste su planta política

Al campo se le acabó la paciencia y la dirigencia no oculta el malestar que las medidas oficiales provocan en el seno del sector.

Si bien el diálogo con las autoridades nacionales es fluido y rescatan algunas medidas que ayudaron al sector, admiten que el macrismo, con mejores modos, termina por echar mano de las mismas herramientas que lo hacía antes el kirchnerismo.

Frente a este panorama, surge la pregunta: ¿Hasta cuándo resiste la buena relación?

Esta semana el agro salteño dejó oír su voz con un comunicado que no deja lugar a interpretaciones: "Las entidades del campo de la provincia de Salta expresamos nuestra preocupación por las medidas tomadas por el Gobierno nacional que impactan en la producción agropecuaria a través de los decretos 767/18 y 793/18".

"El primero elimina o disminuye sustancialmente los reintegros a las exportaciones cuyo espíritu es "devolver' los impuestos internos que se tributan en el proceso productivo, y el segundo restablece los derechos de exportación. Ambos impuestos impactan en el resultado productivo de la producción primaria", indica el documento.

No obstante, en diálogo con El Tribuno, el presidente de la Asociación de Productores de Granos del Norte (Prograno), Lucas Norris, admitió que no está en los planes de las entidades locales un paro ni una manifestación. "Pese al reclamo, por el momento no se piensa en otras medidas. Por ahora esta era nuestra forma de que nos escuchen, porque todas estas cosas molestan y nosotros en algún momento tenemos que tratar de plantarnos y nuestra forma de comunicar por ahí choca, pero queremos que nos escuchen", indicó Norris a este diario.

En otro tramo, el comunicado de las entidades afirma: "Compartimos profundamente el objetivo de "déficit cero', pero no compartimos el camino tomado. No vemos voluntad de ningún gobierno, ni nacional, provincial o municipal, de bajar el gasto de la política. ­Subir impuestos no es el camino!", cuestionaron.

"Pedimos a la dirigencia política responsabilidad en la administración de los recursos públicos, no solamente logrando el equilibrio fiscal, sino bajando el gasto improductivo", concluye el documento que hicieron público bajo las firmas de Prograno, Sociedad Rural Salteña y Asociación de Legumbres del NOA.

Al respecto, el titular de Prograno dijo que "la planta del Estado, de la función pública, se duplicó no solo en Salta sino en todas las provincias".

"El Gobierno pide un esfuerzo, y reducir el gasto, siguen aumentando impuestos... ¿Y todo eso para qué es?", preguntó y afirmó: "Para bancar a la planta política. Entonces lo que pedimos es que hagan un poco de mea culpa porque tienen un Estado enorme".

Norris admitió que "es cierto que a esa gente hay que contenerla de alguna forma, pero hay que generar un espacio o trabajo que sea permanente, pero en la parte privada, no en la pública, porque si no seguimos sumando empleados públicos y el único recurso que se les ocurre es subir los impuestos y entonces llega un momento en el que la gente dice basta".

El dirigente agropecuario consideró que este gobierno cambió los modos, pero terminan teniendo las mismas políticas que sus antecesores. "Venimos pidiendo reglas claras, porque molestan las decisiones apresuradas con las que, por un cambio de escenario de lo que es ganancias o ecuación fiscal a nivel país, siempre nos exigen más y más. Entonces uno entiende estas situaciones pero a veces se pasan, y si uno no reclama nos pasan por arriba", se quejó.

Norris señaló que al sector le preocupa "que empiecen a cambiar el derecho de exportación, que ya sugerían que iban a meter en el Presupuesto que tenían la facultad de aumentar las retenciones hasta un 33 por ciento, y eso sigue estando vigente" y que así "te empiezan a avasallar y a tomar decisiones para las que siempre tienen una excusa: que el país está complicado, etcétera".

"Ahora están tratando el Presupuesto y queremos que paren un poco. Le piden a toda la sociedad que haga un esfuerzo, un sacrificio, pero en la parte política uno no ve lo mismo", sentenció.

En esta línea, advirtió que "el campo es finito, pero le ponen retenciones, le bajan el margen, querían poner también el tema de los bienes personales pero aparentemente dieron marcha atrás (aún falta que el Senado no vuelva a introducir esta posibilidad), y minimizan estas medidas intentando justificar con que los porcentajes son bajos o se aplican según determinados valores, pero es como que nos toman el pelo".

"Nosotros somos un eslabón más, no somos ni la vereda del frente, ni los ricos, ni la oligarquía; somos una parte de la sociedad a la que si le va bien genera un montón de puestos y trabajo directo e indirecto y, si nos va mal, se retrae todo. El agro es multiplicador cuando le va bien", aseguró y completó: "Además nuestras ganancias se reinvierten en el país, en el interior profundo de la Argentina, porque somos una actividad federal".

Las especialidades siguen ahogadas por los impuestos

Diputados salteños impulsan un proyecto para reducir la carga impositiva del sector.

Norris y Etchevehere, reunidos por las especialidades.

Los productores salteños esperan además respuestas al pedido que realizaron de reducción de impuestos a las especialidades. 

El sector agropecuario de la provincia le planteó el mes pasado al secretario de Agroindustria de la Nación, Luis Etchevehere, que para que la ecuación le cierre a quienes producen porotos blancos o mung, sésamo, chía y otras especialidades, es necesario que se calculen las retenciones sobre los valores reales de exportación, en vez del actualmente utilizado sistema fijo que estipula un valor FOB de 1050 dólares la tonelada. 

“Estamos esperando novedades”, respondió ante el titular de Prograno, Lucas Norris, quien participó de la reunión con el funcionario nacional, al ser consultado por El Tribuno  al respecto. 

“Diputados nacionales de la provincia emitieron un proyecto de ley para que no se nos castigue con tanto derecho de exportación en la provincia de Salta, pero todavía no tuvimos novedades”, dijo y explicó que “ahora todo está polarizado por la discusión del Presupuesto y todas estas situaciones son herramientas de negociación para el oficialismo y la oposición”. 

En efecto el diputado Javier David, con el apoyo de sus pares de Salta, presentó el proyecto de ley para “reducir hasta un cincuenta por ciento (50%) el tope establecido en el artículo 22 del decreto 793/2018 para productos agrarios originados en economías regionales que por su volumen total exportador y/o costos internos asociados de procesamiento para exportación, requieran atenuar niveles de impacto impositivo”.

“Promover, no asfixiar”

Tras presentar la iniciativa en la Cámara baja nacional, David afirmó que “tenemos que promover nuestra producción, no asfixiarla”. 

El legislador consideró que, con el gravamen establecido para las exportaciones, “no se ha merituado adecuadamente la diversidad de productos y, menos aún, la enorme diferencia existente entre las condiciones de producción y rentabilidad de los mismos”.

También señaló que “más allá de su valor de exportación, los costos asociados pueden generar un impacto mayor en aquellos productos de economías regionales que, además de estar alejados de los centros portuarios, requieren procesos de selección, limpieza y empaque, entre otros, que hacen que el monto neto que llega al productor sea porcentualmente menor”.

“Debemos tener en cuenta que en no pocos casos se trata de productos que necesitamos fomentar, con mercados internacionales que se abrieron luego de muchos años de trabajo y donde la eliminación de su producción por la exageración de la carga impositiva atentaría contra la diversidad de productos exportables que tanto queremos incentivar en nuestro país”, indicó Javier David.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...