River Plate y Boca Juniors jugarán hoy el Superclásico de todos los tiempos, un partido excepcional y sin antecedentes en la historia, pues a la tradicional rivalidad se le suma la puja directa por la Libertadores, un factor que garantiza su perdurabilidad en la memoria del fútbol sudamericano.
En 110 años de cruces nunca hubo uno de semejante relevancia como el que sostendrán esta tarde en el estadio Monumental a las 17, con arbitraje del uruguayo Andrés Cunha y transmisión de Fox Sports.
Es que esta Súperfinal cinematográfica que muchos imaginaron tras sortearse los cruces de octavos, en junio pasado, se convirtió en una excitante realidad.
El país se transformó en una tribuna exasperada por los efectos de un resultado que inexorablemente tendrá un fuerte impacto anímico en más de la mitad de la población argentina.
Este partido será la revancha de la primera final que empataron 2 a 2 en La Bombonera el domingo 11 de noviembre. 
Si hoy terminan empatados al cabo del tiempo reglamentario, se disputarán 30 minutos de prórroga en dos tiempos de 15 y, de persistir la igualdad, el nuevo campeón sudamericano se determinará con tiros desde el punto penal.
Cuando el uruguayo Cunha pite el inicio del juego, el país tendrá una atmósfera similar a la de un partido de Mundial del seleccionado argentino y concentrará también la atención del mundo, ya que será transmitido a más de 30 países.
El propio presidente de la FIFA, el suizo Gianni Infantino, no ha querido perderse la cita y presenciará el Superclásico.
El ganador de la Libertadores 2018 se clasificará para el Mundial de Clubes de Emiratos Árabes, que se disputará entre el 12 y 22 de diciembre.
River persigue la ilusión de sumar su cuarta Libertadores y la segunda del ciclo de Gallardo, el más prolífico de la historia del club en el ámbito internacional con cinco títulos. 
Boca tiene como obsesión alcanzar la “séptima” e igualar a Independiente como el más ganador en la historia del máximo torneo continental. 
Los equipos que dispondrán tanto Gallardo como Barros Schelotto son un verdadero misterio, ya que poco han dejando ver de sus prácticas durante la preparación de la infartante serie final.
Sabido es que ambos llegaron con bajas sensibles en sus delanteras. River no contará con Borré -suspendido- ni con Scocco, lesionado; mientras que Boca tendrá la ausencia de Pavón, desgarrado.
Gallardo, que sí recuperará al capitán Ponzio, evalúa la posibilidad de sumar un quinto volante al once inicial (Quintero o Fernández) o darle la titularidad a Mora.
En Boca, Guillermo también tiene puestos por definir. En el ataque, frente a la ausencia de Pavón, se abren las chances para Tevez, un especialista en partidos de alto voltaje, aunque no hay que descartar a Zárate. Todo hace indicar que Benedetto seguirá en el banco.

Probables formaciones 
River Plate: Franco Armani; Gonzalo Montiel, Jonatan Maidana, Javier Pinola y Milton Casco; Enzo Pérez, Leonardo Ponzio y Exequiel Palacios; Juan Fernando Quintero o Rodrigo Mora y Gonzalo Martínez; Lucas Pratto. DT: Marcelo Gallardo.
Boca Juniors: Esteban Andrada; Leonardo Jara, Carlos Izquierdoz, Lisandro Magallán y Lucas Olaza; Sebastián Villa, Wilmar Barrios, Pablo Pérez y Nahitan Nandez; Mauro Zárate; Ramón Ábila. DT: Guillermo Barros Schelotto.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...