Funcionarios"se sacaron los ojos" tras el temporal de octubre

El viento huracanado que dos semanas atrás se abatió sobre la localidad de Campamento Vespucio y Villa Tranquila en el municipio de General Mosconi trajo como consecuencia grandes daños materiales a una veintena de familias que sufrieron voladuras de techo y destrozos en sus viviendas. Pero otra consecuencia impensada fue una fuerte polémica entre funcionarios de la gestión del renovador Isidro Ruarte, que ya llegó a los estrados de la Justicia.

La denuncia contra los secretarios de Gobierno y Acción Social de Mosconi, Adrián Sambonini y Diego Alcoba, fue presentada por Fernanda Alcaraz, una joven abogada quien con su familia reside en Villa Tranquila; la joven estaba a cargo del área de Acción Social de la comuna desde hacía poco más de dos meses.

Luego del viento huracanado que se abatió contra Vespucio y la mencionada Villa el pasado 22 de octubre, los vecinos de esta segunda localidad comenzaron a reclamar -en forma personal a los funcionarios mosconenses primero y haciendo uso de los medios de comunicación locales después- por lo que consideraban una mala atención a sus necesidades más urgentes por parte de la flamante funcionaria de Acción Social.

Ruarte decidió pedirle la renuncia y dejar en su lugar a Diego Alcoba, un empleado de carrera del municipio, quien hace más de 20 años se desempeña en esa misma área.

Apenas separada de sus funciones, la joven denunció por los medios de comunicación de Mosconi y de Tartagal un supuesto desvío de recursos del municipio, doble facturaciones en alimentos y medicamentos y otras irregularidades que, según manifestó, se producían en Acción Social municipal.

Pero a mediados de semana formalizó una denuncia en sede judicial contra Adrián Sambonini y Diego Alcoba por violencia de género. En su presentación aseguró que durante las semanas en las que se desempeñó como responsable del Area Social fue maltratada por Alcoba y por Sambonini en reiteradas oportunidades, más aún cuando detectó irregularidades en el manejo de la ayuda social, aseveró en su presentación ante el Juzgado de Violencia de Género.

Militante de La Cámpora

El intendente de General Mosconi al referirse al tema lamentó "que dos funcionarios de mi entera confianza a quienes los conozco desde hace más de 20 años tengan que pasar por esto porque el error al designar a esta chica fue mío. Pero me molesta que haya acusado sin ningún fundamento de que sobrefacturamos mercadería como ella manifestó públicamente. Tendrá que comprobarlo porque si hay un área en la que somos muy cuidadosos es precisamente acción social donde los funcionarios a cargo deben tener vocación porque se encuentran con casos muy delicados, desde personas que necesitan comida hasta enfermos de HIV que piden algún tipo de asistencia. El cargo que le confié no es para cualquier persona, pero yo creí que lo podía desempeñar y, a pesar de los años que tengo como intendente, tengo que admitir que me equivoqué", se lamentó Ruarte.

El intendente de Mosconi recordó que "hace algunos meses me comentaron que esta chica que vive con su familia en Villa Tranquila se había recibido de abogada, que estaba sin trabajo y que quería sumarse a nuestro equipo. Cuando habló conmigo me dijo que ella militaba en La Cámpora y en el Movimiento Evita por lo que tenía experiencia en el trabajo social; yo le respondí que eso no era lo más importante y que necesitaba una persona comprometida con el Área Social para que pueda realizar bien su trabajo y si era una profesional de Mosconi mucho mejor".

"A las pocas semanas vino gente a comentarme que se sentían maltratados por esta chica y que ella exigía a todos, incluidos a los empleados de Acción Social que no la tuteen, que no la llamen por su nombre, sino que le digan doctora. No le di importancia porque pensé que eran comentarios propios de las oficinas, pero cuando fue el tema del temporal en Vespucio y Villa Tranquila la gente estaba muy molesta porque aseguraban que había desviado ayuda para su propia familia. Por eso le pedí la renuncia porque lo considere un tema muy serio, más en esa circunstancia. Supongo que eso le molestó y como represalia salió a decir que acá se malversan fondos, que se inventan facturas. Y lo último fue que denunciara a dos funcionarios por un hecho tan grave y tan serio como es la violencia de género", recordó Ruarte.

Consideró que "primero pensé que podía tratarse de la falta de experiencia, pero con lo que hizo me parece que se le fue la mano, por tanto tendrá que demostrar ante la Justicia todas sus acusaciones. Cuando la contraté me dijo que era abogada pero nunca le pedí el título ni la matrícula".

Ayer se conoció que la primera denuncia contra la joven camporista vino del encargado de patrimonio del municipio, quien, luego de quedar desvinculada de la administración municipal, le reclamó la devolución del teléfono corporativo. Pero la joven Alcaraz se negó a devolverlo argumentando que allí tiene pruebas de sus dichos que pondrá a disposición de su abogado para que las presente ante la Justicia.

Lo que explica ella

Fernanda Alcaraz, exfuncionaria municipal de Mosconi, en su denuncia presentada en el Juzgado de Violencia de Género denunció: “Desde el primer día de trabajo tuve problemas con el coordinador de Política Social, el Sr. Alcoba, ya que constantemente sufría un hostigamiento. Le molestaba que, jerárquicamente hablando, yo era la jefa de todo el sector”. 

“Adrián Sambonini, secretario de Gobierno, se dirigía a mí en malos términos. El miércoles 24 (día del huracán en Vespucio) me dijo: ‘Pendeja de m.... hacés todo mal’, en referencia a un censo que debía hacer en Villa Tranquila”. 

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...