La Puna tiene otro avanzado  proyecto de litio

En los salares Centenario y Ratones, ubicados a 150 kilómetros de San Antonio de los Cobres, en el borde sur del departamento Los Andes, el grupo francés Eramet confirmó una inversión de 380 millones de dólares para ganar posiciones en el mercado del litio.

A través de su subsidiaria Eramine Sudamericana, la compañía gala avanzó en el estudio de factibilidad y confirmó una inversión de 380 millones de dólares para comenzar a construir el año próximo una planta de carbonato de litio que entraría en producción a fines de 2020 y comienzos de 2021.

En el complejo minero industrial, que generará 250 puestos de empleo directo, se usará tecnología por adsorción para procesar el mineral. Según informes publicados por Eramet, el procedimiento de extracción directa que se desarrolló en Europa, con la colaboración del Instituto Francés de Petróleo y Nuevas Energías, haría a la producción de los salares Centenario y Rincón mucho más competitiva y respetuosa del ambiente que con el tradicional método de las piletas de evaporación.

Al igual que el método de procesamiento directo que se desarrolló en Canadá para complejo minero industrial del Salar del Rincón, la tecnología adoptada por Eramet requerirá de una importante potencia eléctrica instalada en la base del proyecto Centenario-Ratones

Salar del Rincón insumirá 80 megavatios (MW) de potencia, que serán cubiertos en buena parte a través de la línea de extra alta tensión (InterAndes) que conecta a la usina TermoAndes de Cobos (Salta) con la estación transformadora de Atacama (Chile). El tendido eléctrico cordillerano prácticamente bordea al complejo de la empresa Rincón Mining, pero la firma adelantó que sumará energía generada con fuentes limpias (eólica o solar) en proporciones mayores que las que prevé la ley nacional de fomento a las energías renovables.

En método que se usaría en el Salar del Rincón, básicamente, es un proceso químico que tiene una etapa mecánica inicial similar a una filtración por ósmosis inversa.

Esa primera fase de tratamiento apunta a extraer de las salmueras la mayor cantidad de impurezas y minerales excedentes.

El proceso sigue con una fase mecánica de filtración y continúa con una serie de reacciones químicas en las que se agregan reactivos. De esa forma se precipita el litio, se lo trabaja y purifica hasta llevarlo a la forma comercial de carbonato de litio en grado de batería.

Para exhibir el funcionamiento del proceso, Rincón Mining terminó de instalar en el salar ubicado a 20 kilómetros del Paso de Sico una planta modular demostrativa.

En el país hay inversiones previstas por cerca de US$ 2.000 millones con las que empresas canadienses, australianas, asiáticas y europeas apuntan a triplicar la producción actual, de 40.000 toneladas anuales, en los próximos cuatro años.

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...