Tras las idas y vueltas, volvieron los manteros

Por ahora parece que hay una tregua entre los manteros y los distintos organismos encargados de realizar el control de la venta ilegal callejera. Después de la incertidumbre y la polémica por la invasión del 24 de diciembre, anoche volvieron a instalarse después de las 22.

Horas antes había trascendido que la Policía iba a endurecer los controles en las peatonales y los vendedores ambulantes no iban a poder ingresar.

Lo que se acordó ayer, después de una reunión entre los manteros, directores de Control Comercial y la Policía de Salta, es que los vendedores callejeros podrán asentarse después de las 22 en las peatonales hasta el domingo. El lunes se decidirá si podrán ingresar cuando los comercios cierran sus puertas, o sea a partir de las 18.

El Tribuno se comunicó el área de comunicación de la Policía de Salta y confirmó que hubo una comunicación telefónica entre Nicolás Avellaneda, subsecretario de Control Comercial, y Ángel Silvestre, jefe de Policía, donde se anunció que se va a autorizar el ingreso de los manteros para que hagan la venta ambulante.

Avellaneda, en diálogo con este medio, declaró que la Policía durante el día va a aplicar el Código Contravencional, esto quiere decir que los manteros que intenten asentarse en el microcentro serán desalojados. "Se va a seguir trabajando con la policía, se va a seguir aplicando el código contravencional durante el día y va a continuar esa tolerancia, siempre y cuando respeten el horario de las 22 en adelante porque si se vuelve a generar situaciones que no respeten los horarios, su continuidad va a depender de eso", aclaró el funcionario municipal, quien dejó bien en claro que si se rompe este nuevo pacto tendrá consecuencias.

Rosa Girón, referente de los manteros, detalló a El Tribuno que durante la reunión se acordó que los manteros van a poder volver hasta el domingo. Además, agregó que tanto Control Comercial como la Policía les aclararon que van a ser "muy rígidos con los horarios", y que no puede entrar nadie antes de las 22.

"El lunes está para ser charlado, porque como de nuevo los comercios cierran a las seis de la tarde, ahí tendríamos que ver cómo se organiza para que haya una venta hasta las 10 de la noche que es cuando dejan de pasar los colectivos. Esa reunión sería con la Dirección de Control porque son los que regularizan el tema de la economía informal en el casco céntrico", aclaró Rosa Girón.

Invasión mantera

El punto bisagra y que produjo un quiebre en la relación del Gobierno con los manteros fue el desorden que ocurrió el 24, cuando los vendedores ambulantes se instalaron en la Urquiza desde las 11 de la mañana, convirtiendo la calle en una verdadera feria, cuando tenían permiso a partir de las 18.

Es más, al día siguiente hubo un cruce entre la Intendencia y la policía por la invasión mantera. El subsecretario de Control Comercial contó que "los dejaron solos", en referencia a la presencia policial, y que fueron desbordados por la situación. Mientras que el jefe de la Policía responsabilizó a la Municipalidad por cortar la calle Urquiza y dejar que los manteros trabajen en el lugar.

.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...