“Si nos tenemos que plantear un objetivo, es no perder la categoría”

El cordobés Cristian Ventura decidió convertirse en uno de los protagonistas de Salta Vóley, el equipo que impulsó la Asociación Salteña de Vóley para jugar la próxima temporada de la Liga A2. Lleva tres décadas dirigiendo equipos de distintos niveles que van desde amateurs hasta seleccionados argentinos en mundiales. Ahora asumió el compromiso de dirigir a Salta Vóley, del que destaca su juventud y la de idea de un proyecto que incluye el desarrollo de las categorías formativas. En dialogo con El Tribuno habló sobre el objetivo que perseguirá el equipo desde el próximo 19 de enero (debutará contra Paracao en Paraná) y como hará participe del proyecto a todos los entrenadores que lo deseen. 

¿Qué finalidad tuvo su primera visita a Salta?
Hablar con los dirigentes sobre muchos detalles. Después básicamente dirigí los entrenamientos con todos los jugadores locales para ver quienes tenían la posibilidad de ser parte del equipo. 

¿Las pruebas van a continuar o lo que vio le sirve para armar el equipo?
Vamos a continuar un poco más. Lo que yo necesito es que todos los jugadores me den el sí, que tengan el cien por ciento de disponibilidad para entrenar, para poder dedicarse enteramente al equipo. Necesito jugadores que no tengan otros tipos de compromisos, como por ejemplo laborales, viajes ya pagados o vacaciones tomadas. Son cosas que no podemos tener contemplar, porque yo necesito que el plantel que vaya a seleccionar este disponible todo el tiempo. Los jugadores que ya entrenaron conmigo esto ya lo saben. En función de eso yo armo la lista completa y quedará definido quienes van a ser los integrantes del plantel. 

¿Cuántos refuerzos se van a sumar?
Hay cinco refuerzos confirmados. Todas las contrataciones que estamos haciendo son jugadores muy jóvenes, no hay ningún jugador de renombre porque el proyecto apunta a otra cosa en esta primera instancia que no tiene que ver con la búsqueda de resultados deportivos. Entonces, el armado del plantel tendrá cinco o seis jugadores de afuera y el resto locales. Si nos tenemos que plantear un objetivo deportivo es la no perdida de la categoría, no descender. Eso nos permitirá el año que viene, con mucho más tiempo de anticipación, hablar de competitividad en otros términos. 

¿Le tocó alguna vez armar un equipo desde cero?
Sí, de hecho siempre he tenido la posibilidad de armar los equipos. Lo que sí debo reconocer es que es la primera vez que el armado de todo el plantel hay que hacerlo sobre la hora de inicio de la Liga. Eso es una cuestión en contra que tenemos, porque nos han corrido los tiempos, no hay jugadores en el mercado disponibles que sean de renombres o desequilibrantes. Por eso tuvimos que optar por armar un plantel muy joven, poco experimentado y cambiarlos los objetivos en la participación. 
¿Qué otras partes tiene el proyecto Salta Vóley?
El proyecto Salta Vóley es una mesa de tres patas. Una es el equipo, el que todo el mundo va a ver, eso tiene que ver con los resultados deportivos. La otra pata es todas las acciones de carácter social que nosotros realicemos con el equipo para poder desarrollarlo. Acciones directamente sociales para el mejoramiento de algo en específico. La tercera pata es el crecimiento de entrenadores y jugadores de categorías formativas de todo el vóley salteño; estamos dispuesto y vamos a hacer una serie de capacitaciones para entrenadores, profesores de escuelas deportivas, aficionados al vóley y todas las personas que tengan injerencia directa sobre el trabajo de categorías inferiores. La intención es mejorar obviamente el trabajo que se viene realizando y aumentar progresivamente el desarrollo de las categorías formativas masculinas y femeninas. Eso se va a ver reflejado en los clubes, segundo en las selecciones locales y así en adelante. 

Anteriormente dio varias capaci taciones en Salta. ¿El relacionarse con entrenadores locales le sirvió para hacer un análisis del vóley local? 
Conozco la realidad mucho más de cerca al tener la posibilidad de hablar con los entrenadores locales. También al estar cien por cien metido en este deporte analizamos los resultados de los campeonatos argentinos y las actuaciones de las distintas provincias. Tengo que decir con bastante certeza que en los últimos tres o cuatro años Salta ha mostrado en algunas categorías algún desarrollo, alguna mejoría. Entonces lo queremos hacer ahora es mejorar esa parte para seguir dandole saltos de calidad.

¿Va a generar capacitaciones con los entrenadores salteños aparte de su trabajo?
En realidad, lo que voy a conformar es un cuerpo técnico con entrenadores, preparadores físicos, estadistas que son todos salteños. Y a su vez aprovecho el medio para decir que el proyecto Salta Vóley incluye la posibilidad de que todos los entrenamientos sean abiertos para cualquier persona que esté relacionada al vóley. Cuando digo abierto no es que vamos a dejar la puerta abierta y se van a sentar en la tribuna para que miren el entrenamiento y nada más. Aquel entrenador que quiera participar de manera activa en los entrenamientos no tiene más que venir, presentarse, ofrecerse.

¿Cuéntenos un poco sobre su trayectoria?
Yo tengo 48 años y justamente en 2018 he cumplido 30 años como entrenador. El primer curso lo hice a los 18 años. Mi primer club fue Hindú, después pasé por otros clubes como Banco de Córdoba, Barrio Parque, Banco Nación. Jugué desde lo 13 hasta los 25. Dirigí muchos años selecciones de Córdoba de distintas categorías. En el 2000 tuve la primera participación con un equipo profesional con Alianza de Jesús María, saliendo campeones de la A2, en ese entonces se llamaba TNA. Dos años antes, en el 1998, ya había sido convocado para trabajar en los cuerpos técnicos de los selecciones argentinos de menores y juveniles. Participé en tres campeonatos sudamericanos, tres mundiales (Egipto, Tailandia y Argelia). 
¿Qué análisis hizo de los rivales de la primera fase?
Conozco la zona. El año pasado dirigí el equipo de Policial de Formosa, quedamos afuera en semifinales. Y justamente en la zona de este año vamos a tener a Policial; también había sido convocado para entrenar a San Martín pero me volqué por Salta. Conozco a Jujuy Vóley porque el entrenador es tucumano, pero vive en Córdoba y ellos fueron los que nos dejaron afuera a nosotros en semifinales. Conozco también al equipo de Tucumán de Gimnasia porque es un ex entrenador de Central Norte (Marcelo “Chato” Díaz). Conozco el equi    po de Paracao porque el año pasado jugamos en contra en dos oportunidades. Y tengo la certeza de decir que de los seis integrantes hay cuatro que tie    ne serias condiciones o intenciones de ascender.            

Siguen los entrenamientos

Los jugadores que ya entrenaron con Cristian Ventura hace poco más de una semana retomarán este lunes las prácticas. El grupo se reunirá desde las 10 en la cancha de 10 de Octubre. El próximo miércoles llegará a nuestra ciudad el entrenador para hacerse cargo de las últimas semanas de preparación. 

Los refuerzos

Al plantel se sumarán el armador Eduardo Molina, los centrales Bruno Arguinzoni y Santiago Carrara y los puntas Tomás Gallo y Gerardo Santana. A este grupo se podría sumar el opuesto colombiano Juan Pablo Moreno; sería el único extranjero de Salta Vóley, ya hubo contactos, pero su presencia dependerá del costo del transfer.

Formato de juego

En la primera fase se enfrentarán todos contra todos en formato de ida y vuelta. Los cuatro primeros accederán a la siguiente instancia donde se establecerán tres grupos de cuatro equipos cada uno. Los dos primeros y los dos mejores terceros accederán a la tercera fase con otros dos cuadrangulares. De allí surgirán los semifinalistas y los finalistas que irán por el campeonato. 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...