Encerró a su bebé de tres meses durante 9 días y lo dejó morir

El pequeño falleció por, entre otras cosas, infectarse con la bacteria Escherichia coli. El hombre fue condenado esta semana a cadena perpetua.

Zachary Koehn, de 29 años, fue sentenciado a cadena perpetua este martes 4 de diciembre en el tribunal de distrito del condado de Chickasaw (Iowa, Estados Unidos). Pasará el resto de su vida tras las rejas por ser responsable de la muerte de su bebé de tres meses, a quien encerró y desatendió durante nueve días hasta que murió.

El hecho ocurrió en agosto de 2017, el pequeño Sterling estuvo en una mecedora, dentro de una habitación con las ventanas cubiertas y la puerta cerrada, durante al menos nueve días. La descarnada actitud de su padre fue definida por la Justicia como asesinato en primer grado.
La Fiscal General Adjunta de Iowa, Denise Timmins declaró durante el juicio que Zachary ‘estaba al tanto de lo que estaba pasando y decidió no hacer nada‘ ya que mientras el recién nacido estaba en la habitación, Koehn y la madre del niño, Cheyanne Harris, continuaron cuidando a su hija de dos años en el mismo departamento.

En ese periodo, las heces del nene se acumularon en su pañal permitiendo que la bacteria Escherichia coli ingresara en el torrente sanguíneo y causara una infección, según explicaron los forenses. Y eso no fue lo peor. La habitación, recalentada, atrajo moscas, que depositaron huevos que se convirtieron en gusanos mientras Sterling todavía estaba vivo.
El pequeño murió por desnutrición, deshidratación e infección. Los abogados de Koehn intentaron defenderlo argumentando que sus acciones no equivalían a un asesinato. Y añadieron que los elementos del crimen no fueron probados en el juicio, por lo que pidieron que Koehn debería ser juzgado de nuevo.
Sin embargo la fiscal Timmins, argumentó que todas las decisiones que Koehn tomó en su departamento, incluso cuidarse a sí mismo y a su hija y no cuidar a Sterling, lo hacen culpable de asesinato.

La madre de Sterling, Cheyanne Harris, de 21 años, será juzgada por el mismo delito en enero de 2019. Ella se declaró como inocente y, según informa Des Moines, alegará que el niño murió por intoxicación. Mientras tanto, la otra niña de la pareja, de dos años, ha sido llevada a un hogar provisional.

Fuente: La Vanguardia
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...