Saravia, sobre los dichos de Zaffaroni: "El  cinismo de un intelectual  del derecho"

Las declaraciones de Raúl Zaffaroni no son las de Hebe de Bonafini, regidas por sentimientos inescrutables, o las de Luis D'Elía, un poco creíble profesor de Ciencia Política.

Zaffaroni es un intelectual, autor de varios tratados; esa producción le permitió crear una escuela de pensamiento jurídico, que muchos llaman "garantista" pero que en realidad es el "abolicionismo".

Se trata de una filosofía que da por supuesta la maldad intrínseca de Occidente y escudriña entre las privaciones de la libertad, de diversa índole, en los países europeos. Sus mentores suelen caer en contradicciones: Michel Foucault, el influyente filósofo francés, se encandiló en 1979 con el ayatollah Khomeini, el líder del fundamentalismo iraní que había logrado derrocar al modernizante Mohammad Reza Pahlevi. Incluso escribió un encomio de la revolución chiíta sin considerar no solo su carácter teocrático sino la violencia política que alentaba. A Zaffaroni no le han faltado incoherencias en su vida política, judicial y académica. Pero quien lo critica cuestiona a un intelectual.

Opinión calificada

Ayer, el fiscal de la Corte de Salta, Alejando Saravia, lo calificó como "un provocador y un cínico". El cinismo, que suena a impudicia, descaro, desvergenza frente a la opinión de los otros, tiene raíz filosófica. Saravia, con formación en filosofía jurídica, apuntó al perfil intelectual del exjuez de la Suprema Corte. Ayer, Zaffaroni cruzó una línea extrema, al anticipar la posibilidad de un desenlace violento que pudiera forzar la renuncia de Mauricio Macri y de su gobierno. "Son disparates, literalmente, de alguien que busca escandalizar, porque solo le interesa que hablen de él", dijo Saravia.

"Yo quisiera no darle el gusto", dijo, pero recordó que fue juez durante la dictadura de Jorge Videla. "El cinismo de Zaffaroni se manifiesta en conductas que revelan que no cree en el sistema. Fue juez de (Juan Carlos) Onganía y de Videla", dijo, y recordó que el exjuez había jurado por ambos procesos anticonstitucionales, que legitimaban lo ilegítimo: la clausura de todos los poderes del Estado democrático.

“¿Porque critico al Gobierno tengo que renunciar? ¿Qué es esto? ¿Venezuela? ¿Cuál sería el crimen?”. 
“Creo que puede haber un accidente violento y se pueden ir antes”. ( Raúl Zaffaroni) 

Muertos y muertos

Ayer Zaffaroni evocó los muertos de 2001. Él era juez de la Suprema Corte cuando en los saqueos en 2013 y 2014 murieron unas treinta personas, y cuando en ocupaciones de tierras perdieron la vida una decena, sin que estos ni otros hechos motivaran sus intervenciones ni como juez ni como ciudadano (ver pág, 27).

 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...