Comunidad Sachapera: mató a su cuñado de seis puñaladas

Un sangriento crimen tuvo lugar en la madrugada de ayer en la comunidad Sachapera I, al este de Tartagal, donde un enfrentamiento entre cuñados dejó el triste saldo de un muerto. Cerca de las 3.30, según las hermanas de la víctima, Diego Fernando García de 24 años fue asesinado en la esquina de su casa de al menos seis puñaladas. En medio del cruento suceso, versiones disímiles trascendieron. Familiares del joven fallecido aseguran que no fueron ellos quienes casi linchan a Roberto Cazón, acusado, mientras que fuentes policiales aseguran que sí.

La Fiscalía Penal de Graves Atentados contra las Personas, con asiento en el norte provincial, tiene un nuevo crimen por resolver. Tras disposiciones a cargo del doctor Pablo Cabot, el hombre acusado de matar a su cuñado quedó detenido; sin embargo y según surgió del diagnóstico médico, luego de la golpiza recibida quedó internado con “herida corto-punzante, fractura en el maxilar izquierdo con desplazamiento hacia abajo y contusiones en la cabeza”. Trascendió también que fue trasladado al San Bernardo donde permanecerá al menos dos semanas.

Siguiendo el relato de una prima de Diego García, el joven de 24 años asesinado ayer en Tartagal, la mujer indicó que Cazón llegó borracho a la casa de los García para ver a su novia. “Como no estaban se puso como loco y comenzó a insultar y golpear la puerta, en ese momento salió Diego para sacarlo”. 

Las hermanas de Diego García, víctima de un homicidio.

Por lo narrado, la novia del imputado por supuesto homicidio “le tenía miedo porque cuando Cazón se emborracha se pone violento”.

La madre de Diego García, en su testimonio frente a los efectivos, apuntó que Cazón intentó “ingresar por la fuerza a la casa” y su hijo primero trabó la puerta con un tablón, ante los insistentes gritos, su hijo salió. En determinado momento volvió a ver y Diego estaba forcejeando con Cazón, al parecer lo corrió hasta cerca de la esquina donde este último sacó un arma blanca y apuñaló a su cuñado. “Salió corriendo y dejó a mi hijo en el lugar”, apuntó la señora.

Fuentes de la investigación confiaron a este medio que en el lugar del crimen el acusado dejó dos armas blancas que fueron secuestradas por las fuerzas de seguridad, pruebas fundamentales en la causa. Se trata de un cuchillo tipo sierrita, con el que habría apuñalado a García, y un machete con una hoja afilada de unos 40 centímetros. La violencia extrema dejó una nueva víctima fatal en el interior salteño.

¿Casi lo linchan?

Mientras desde la Policía de Salta aseguran que familiares y amigos de García intentaron “hacer justicia por mano propia”, desde la parte querellante con algunas contradicciones sostienen que “en ningún momento los changos (amigos de la víctima) le hicieron algo a Cazón, cuando llegaron a su casa los policías ya lo tenían en el piso”.

Después del crimen, Roberto Cazón fue hallado en su casa, donde pese a la presencia policial la prima de García aseguró que de no haber sido por dos de sus amigos “el asesino hubiera escapado, los amigos de Diego al ver que se podía fugar saltaron y lograron entrar a la casa para retenerlo. Un policía que estaba en el lugar vio todo, Cazón ya estaba golpeado antes de que entraran los changos, quizás fue a propósito para salir a decir ahora que fueron ellos los que quisieron lincharlo. Si los amigos de Diego no entraban, el otro (por Cazón) se escapaba”.

De acuerdo con el relato de una de las primas del joven apuñalado, no es la primera vez que Roberto Cazón -quien tendría la misma edad que la víctima- estuvo involucrado en situaciones violentas. “Cuando esta borracho es peligroso, hasta llegó a mostrarle armas a los chicos. Antes de las fiestas de fin de año apuñaló a la hermana de una prima y esa vez la policía tampoco hizo nada”, contó.

Testimonios de familiares de García aseguraron también que en el momento que se trasladaron hasta la casa del causante Infantería los reprimió a los tiros. “Nos sacaron como delincuentes mientras el asesino estaba adentro de la casa intentando escapar. Es más primero se lo llevaron al borracho mientras Diego seguía tirado en la vía pública, lo apuñalaron entre las 3.30 y las 4 y recién a las 7 se lo llevaron”, dijeron.
.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...