El papa Francisco suplicó por Venezuela


El papa Francisco lanzó ayer un llamado por la paz para la ‘‘amada y martirizada Siria’’, por la ‘‘reconciliación en Tierra Santa’’ y por el fin de la ‘‘crisis política y humanitaria que oprime al pueblo venezolano’’, al dar su bendición de Pascua en el Vaticano.
‘‘Y, hoy, nosotros pedimos frutos de paz para el mundo entero, comenzando por la amada y martirizada Siria, cuya población está extenuada por una guerra que no tiene fin”, dijo desde el balcón central de la Basílica de San Pedro al dar el tradicional mensaje ‘‘Urbi et Orbi’’ (‘‘A Roma y el mundo’’).
‘‘Que la luz de Cristo resucitado ilumine en esta Pascua las conciencias de todos los responsables políticos y militares, para que se ponga fin inmediatamente al exterminio que se está llevando a cabo, se respete el derecho humanitario y se proceda a facilitar el acceso a las ayudas que estos hermanos y hermanas nuestros necesitan urgentemente, asegurando al mismo tiempo las condiciones adecuadas para el regreso de los desplazados’’, reclamó.
Frente a unos 40.000 fieles que colmaron la Plaza San Pedro en el último día de celebraciones por la Pascua, Francisco incluyó en sus pedidos a los enfrentamientos en la Franja de Gaza entre sus pedidos.


‘‘Invocamos frutos de reconciliación para Tierra Santa, que en estos días también está siendo golpeada por conflictos abiertos que no respetan a los indefensos’’, reclamo, luego del asesinato de 16 palestinos por el Ejército israelí en las ultimas horas. También reclamó paz ‘‘para Yemen y para todo el Oriente Próximo, para que el diálogo y el respeto mutuo prevalezcan sobre las divisiones y la violencia. Que nuestros hermanos en Cristo, que sufren frecuentemente abusos y persecuciones,puedan ser testigos luminosos del Resucitado y de la victoria del bien sobre el mal’’, reclamó.


‘‘Suplicamos en este día frutos de esperanza para cuantos anhelan una vida más digna, sobre todo en aquellas regiones del continente africano que sufren por el hambre, por conflictos endémicos y el terrorismo’’, pidió también, especialmente para Sudán del Sur y la República Democrática del Congo.
‘‘No olvidemos a las víctimas de ese conflicto, especialmente a los niños. Que nunca falte la solidaridad para las numerosas personas obligadas a abandonar sus tierras y privadas del mínimo necesario para vivir’’, pidió. ‘‘Imploramos frutos de diálogo para la península coreana, para que las conversaciones en curso promuevan la armonía y la pacificación de la región. Que los que tienen responsabilidades directas actúen con sabiduría y discernimiento para promover el bien del pueblo coreano’’, agrego el Pontífice.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...