Proliferan los puestos en barrio Juan Pablo II

Instalaciones clandestinas de luz y agua, falta de higiene y usurpación del espacio público son algunas de las infracciones que -a simple vista- pueden detectarse en los puestos de venta de comidas, panes, mercadería y artículos de limpieza que se ubican sobre la avenida Romero a partir de la avenida Radio Independencia, entre los barrios Juan Pablo II, Intersindical y El Tribuno.

En este cruce se pueden ubicar cinco bocacalles para el paso de vehículos y además un centro comercial que no para de crecer. Los locales -algunos de madera otros de material- abren sus puertas para la venta de sus productos desde las primeras horas de la mañana hasta las 22. Son 23 negocios, que de ambos lados del canal, tienen la mayor concurrencia de público los sábados y domingos al mediodía.

Sin embargo, desde la Subsecretaría de Control Comercial de la Municipalidad de Salta, destacaron que estos puestos ya cuentan con tres órdenes de clausura. El momento de mayor tensión se registró el 22 de marzo del año pasado cuando desde la oficina de Obras Públicas de la Municipalidad se procedió a levantar los locales. En aquel momento, se generaron fuertes enfrentamientos con efectivos policiales, y la medida quedó sin concretarse.

Desde aquel entonces, los puestos se multiplicaron y ya se puede ver algunos a menos de 50 metros del ingreso al club Cachorros.

En diálogo con El Tribuno, algunos de los vendedores de estos locales reconocieron que desde los incidentes del año pasado no volvió nadie de la Municipalidad.

En aquel momento, los delegados de los puesteros habían llegado a un acuerdo con las autoridades municipales para que se construyera un paseo con veredas anchas y puestos, todos de las mismas dimensiones para los vendedores. El objetivo no era desplazarlos sino ofrecer un espacio que cumpla con las condiciones de seguridad y salubridad necesarios para la venta de alimentos.

Desde Control Comercial remarcaron que los antecendentes de la causa fueron elevados a la Procuración municipal también hace un año, y luego de los incidentes intervino en el casos la Secretaría de Gobierno, a lo que se sumó el informe sobre los antecedentes de las clausuras al Tribunal Administrativo de Faltas.

"No ha pasado nada"

"No tienen plata para tapar los baches van a tapar el canal", reflexionó uno de los puesteros de la avenida Roberto Romero mientras controlaba la obra del cantero que está levantando un albañil sobre el canal en el ingreso a su local. Adentro, las empleadas van a vienen llevando las tortillas a la parrilla, y entregando los pedidos de facturas.

Sin dar su nombre, el dueño del local reconoce que no saben nada desde hace un año atrás. "No volvieron a controlar nada y muchos menos para ver si se hacía la construcción de puestos y veredas", expresó.

A mitad de cuadra otro de los locales que vende alimentos y artículos de limpieza termina de levantar la persiana.

El empleado del negocio afirma que no saben nada, pese a que en las imágenes del desalojo del año pasado fue uno de los puesteros que ayudó a trasladar a una mujer descompuesta.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...