Tras 10 años, se  inauguró la autopista de la ruta nacional 50

Algunos dicen que pasaron 10 años y otros que, en realidad, fueron 17 en total. Tuvieron que ocurrir decenas de accidentes viales, con cientos de heridos y víctimas fatales, además de escandalosos procesos de adjudicación y reasignaciones de partidas, abandono de proyectos y despidos de obreros. En el medio, las protestas de los azucareros, los empleados municipales, los trabajadores de la salud y de frontera, taxistas y remiseros encontraron en ese crítico lugar de la provincia el sitio ideal para hacer oír sus reclamos cada vez que fuera necesario. Sin dudas, la ruta nacional 50, en el tramo de autopista, demandó una cuota extra de esfuerzo, potenciada por la inexplicable demora para su concreción.

Ayer, los 23 kilómetros de autopista fueron oficialmente inaugurados con la presencia del titular de Vialidad de la Nación, Javier Iguacel, y el ministro de Gobierno de la Provincia, Marcelo López Arias.

El acto, que arrancó con una demora de 40 minutos, se desarrolló a 700 metros antes de ingresar a la rotonda de acceso a la ciudad de Orán. El lugar dejó más alejado al grupo de trabajadores contratados del hospital San Vicente de Paúl que intentaron llegar a la ceremonia para protestar por su situación laboral. En un primer momento, los trabajadores fueron filtrados por un cordón policial, pero lo mismo concretaron su objetivo y llevaron la protesta hasta el lugar de la inauguración.

A 10 kilómetros al sur de allí, otra protesta en Hipólito Yrigoyen, encabezada por vecinos de esa localidad, cortaba la autopista en ambas manos en reclamo por la falta de un acceso por la zona norte hacia la autopista. Esta protesta se mantenía en forma esporádica hasta la tarde de ayer, con cortes intermitentes.

Ese fue el escenario de la inauguración del tramo de autopista en la ruta nacional 50, que nace en Pichanal y recorre 70 kilómetros hasta Aguas Blancas en la frontera con Bolivia. Por tratarse de una conexión binacional y estratégica para la producción de todo el departamento, las autoridades nacionales destacaron la intención de completar el recorrido de cuatro carriles y platabanda hasta la frontera, aunque Roberto Ulloa, coordinador regional del Plan Belgrano, no dio plazos ni precisiones sobre el anuncio. "Es una obra clave y tuvimos la responsabilidad de completarla e inaugurarla después de tantos años de manejos poco claros", afirmó Ulloa.

“Una obra que los oranenses merecen”

 El senador Juan Carlos Romero celebró la inauguración del tramo de autopista que conecta a las ciudades de Pichanal y Orán, de la ruta nacional 50. El proyecto formaba parte del plan vial que debía facilitar el acceso por autopistas a lugares estratégicos de la provincia. 
La autopista Orán - Pichanal pasando por Yrigoyen, fue el resultado de un acuerdo con el Gobierno nacional, celebrado durante la gobernación de Romero; la provincia gestionó la donación del terreno por parte del ingenio San Martín del Tabacal y, por tratarse de una ruta nacional, la administración federal debía concluir las obras e inaugurarla en dos años. Pasaron más de diez. 
“Celebro la inauguración de esta obra tan importante. Hace muchos años que el departamento de Orán y su gente se lo merecen, ya que se hubieran evitado tantas muertes y tanto dolor”, señaló Romero. 
El plan de autopistas salteñas, en el que se enmarca la de Orán, abarcaba Salta capital, donde se completó la circunvalación; el acceso desde Güemes; la autopista del Valle de Lerma, que debía unir la ciudad con La Viña, pasando por Cabra Corral; la ruta a Jujuy, por Campo Alegre; y el acceso Mosconi - Tartagal. El Gobierno nacional se había comprometido con Romero a construir la autovía sobre la ruta 34 hasta la frontera con Bolivia. 
“Sin plan vial, no hay rutas; hoy, la provincia debe gestionar el cumplimiento de los compromisos adoptados por el actual gobierno para las rutas 34, 16 y 40; se trata de necesidades para Salta que no se deben descuidar. Tenemos que aprovechar el sistema de Participación Público Privada (PPP) y pedir que se use para todas estas obras imprescindibles, que están pendientes”. 

Harán el acceso que piden los vecinos

Contundente y categórico fue el director de Vialidad de la Nación, Javier Iguacel, al calificar como “una catástrofe” el hecho de que una obra de este tipo no pudo haberse concretado en 10 años. En referencia al gobierno kirchnerista, Iguacel aseguró que “en ese tiempo no llegaron ni siquiera a la mitad de la obra prevista. Fue el compromiso del presidente Macri de terminar e inaugurarla y aquí estamos”, expresó.
Al respecto de las quejas de los vecinos de Yrigoyen por el acceso norte a la autopista y la medida cautelar interpuesta por el municipio para evitar la inauguración de una obra a la que consideran inconclusa, el funcionario nacional sostuvo que el intendente Gallardo está haciendo “solo un reclamo político. La realidad es que la obra está terminada y con un acceso de primer nivel; con un puente y sin ningún peligro de cruce. En las ciudades de este tipo no se hace más de un ingreso porque desde un extremo a otro se accede a la autopista de forma segura. Antes un conductor demoraba 40 minutos y hoy, a ese recorrido hasta Orán o viceversa, lo puede hacer en 10”.
Pese a ello, el funcionario anunció que los reclamos fueron atendidos y que está lista la licitación para construir el acceso que exigen los vecinos a un costo de 35 millones de pesos. “Esta obra podría comenzar en octubre y estar terminada a mediados del año que viene”, adelantó.

Por su parte, el ministro de Gobierno, Marcelo López Arias, quien se vio afectado por el corte de ruta y tuvo que tomar un camino alternativo para llegar a la inauguración, agradeció profundamente la culminación de las obras porque “no se trata solamente de ingeniería, sino también de la pérdida de vidas humanas”. El funcionario provincial, estuvo en representación del goberna    dor Juan Manuel Urtubey.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...