Accidente
Murió el herido por el matafuego
El tubo explotó cuando el empleado lo recargaba; lo hirió en la cara y el pecho.

Triste desenlace de un accidente laboral. El empleado de una empresa de venta y recarga de matafuegos, de Orán, falleció ayer como consecuencia de las heridas que sufrió cuando le explotó un tubo que recargaba el viernes en la tarde.

Francisco Antonio Mazzarella, de 36 años, había sufrido severas heridas en el rostro, el pecho y los hombros, por lo que había sido trasladado en delicado estado hasta el hospital San Vicente de Paul.

A pesar de las atenciones que recibió del equipo de salud, ayer se informó que Mazzarella no había podido superar el grave cuadro de salud, se descompensó y luego se produjo su deceso.

El accidente se registró el viernes, alrededor de las 19, en el negocio ubicado en calle Pizarro 68, entre España y Arenales, pleno centro de la ciudad de Orán.

Allí estaban el empleado y el propietario del local recargando los tubos de matafuegos. En determinado momento, el empresario se retiró hacia otro sector del edificio, y segundos después sintió la fuerte explosión.

Al regresar para ver lo sucedido, una nube blanca cubría todo el ambiente. Logró ver a Mazzarella herido y tendido en el suelo. Una ambulancia del hospital llegó luego y trasladó al trabajador hasta el hospital, donde ingresó con heridas gravísimas en el rostro, en los hombros y el pecho.