Al "incendio" de Gimnasia esta vez lo apagó Arraya

Desde que el plantel de Gimnasia y Tiro salió a la cancha en la lluviosa noche del domingo, Juan José Arraya, quien arrancó desde el banco de suplentes, fue recibido por una lluvia de insultos por parte de los plateístas del millonario.

El hostigamiento no cedió, por el contrario, se acrecentó desde los quince minutos del complemento cuando el DT Víctor Riggio decidió su ingreso en reemplazo de Fabio Giménez, para mandar toda la carne al asador y terminar jugando con tres delanteros en cancha cuando Desamparados resistía el cero en su arco y se llevaba de San Juan un empate valioso. La “Flecha” fue recibido con un mar de silbidos, pero ocho minutos después de su ingreso la mandó a guardar con una intervención oportuna en el área chica desviándole a Perelman la trayectoria del balón.

Lejos de tener un gesto revanchista, esta vez el “9” jujeño no le hizo ninguna seña sugerente a la hinchada y recibió el saludo de todos sus compañeros en la ancha montaña del festejo. 

El fútbol puede torcer en un minuto la realidad en una jugada, por lo que Arraya, que protagonizó una pelea con un compañero en el vestuario hace diez días, que estuvo a punto de renunciar (le puso su dimisión a disposición al vicepresidente segundo, Juan Carlos Ibire) y que recibió una marea de resistencias de la gente, cambió el semblante y hasta pide pista para la revancha con los sanjuaninos, que se jugará el domingo -las 20 es el horario tentativo- en el serpentario sanjuanino.

Quien no se marchó contento del Gigante del Norte fue un viejo conocido en la Vicente López, el arquero Martín Perelman. “No salió el partido que planeamos porque hay que ser realista, Gimnasia nos doblegó en todos los aspectos y fue superior. Tenemos que cambiar todo para no volvernos a casa antes. Yo no quiero volverme a mi casa. La lluvia y la cancha pesada jugó para los dos, eso no es excusa”, manifestó el “uno” del elenco puyutano.

 

3 de abril, una negra efeméride para Gimnasia

El 3 de abril constituye para el mundo Gimnasia y Tiro una fecha triste por donde se la mire, una negra efeméride que en la Vicente López prefieren no recordar. En primer lugar, porque hace exactamente cinco años dejaba de existir Javier “Potro” Díaz, uno de los futbolistas más queridos entre todos los que pasaron por la institución millonaria en los últimos quince años. El volante central nacido en La Plata, pero que se hizo conocido en el mundo del fútbol en Salta vistiendo la casaca celeste y blanca, fallecía trágicamente el 3 de abril de 2013 en aquella tristemente célebre inundación que castigó a la “ciudad de las diagonales” ese año y que se cobró la vida de más de 90 personas.
También un 3 de abril, pero de 2005, Gimnasia sufría la peor goleada de su historia: perdía 8 a 0 ante Gimnasia y Esgrima de Concepción del Uruguay, resultado por el que terminaría descendiendo al por entonces Argentino B.
 


 
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...