"En Salta vamos a  corregir el déficit con  más ingresos, más  producción y sin  despidos"

El Gobierno de Salta envió ayer un mensaje que pretende transmitir tranquilidad sobre la situación fiscal de la Provincia.

El gobernador Juan Manuel Urtubey y el jefe de Gabinete, Fernando Yarade, describieron en conferencia de prensa un panorama mucho más alentador que meses atrás, muy distinto de la sensación desoladora que transmitían en noviembre pasado, cuando el déficit los llevó a adoptar drásticas medidas de reducción de gastos, jubilaciones, retiros voluntarios y congelamiento de los salarios del personal jerárquico y planta política.

La Consultora S&P Global ofreció esta semana una calificación favorable para el plan de saneamiento que pretende llevar aquel déficit desde los $4.826 millones de 2017 (9% del presupuesto) a $1.266 millones a fin de este año y a $980 millones en 2019.

Pero las medidas de achicamiento seguirán, aunque en Salta serán "incruentas", prometió Urtubey.

Los funcionarios describieron como objetivo la "previsibilidad" de la Provincia, un valor esencial para impresionar favorablemente a mercados y acreedores.

Los intendentes

En ese plan se incorpora un nuevo capítulo del pacto fiscal, celebrado entre la Nación y las provincias, con la inclusión de los municipios salteños. Los intendentes serán convocados la semana que viene y se les propondrá un acuerdo de estabilidad fiscal que incluirá la unificación de criterios y homogeneización de los tributos.

No es un tema menor, por cierto. La idea de eliminar "las aduanas interiores" contenida en el pacto fiscal, contempla también reducción y eliminación de gravámenes municipales, incluido lo que se percibe en concepto de Cooperadora Asistencial. Son temas que quedaron en suspenso a fines del año pasado y que volverán a la agenda de esa convocatoria.

El saneamiento

La palabra "ajuste" suena políticamente incorrecta. Hasta ahora, desde noviembre, la reducción de gastos superfluos y la jubilación de 538 agentes mayores de la edad límite (y 190 en trámite) parecen haber brindado respuestas tranquilizadoras.

A pesar de que el 62% del Presupuesto corresponde a salarios estatales, Urtubey enfatizó que "no se va a despedir un solo empleado de planta permanente".

Incluso, admitió que seguramente, en el segundo semestre, se va a revisar el acuerdo salarial de este año, alcanzado en febrero cuando la meta oficial de inflación se mantenía en 15%. Yarade, a su vez, anticipó que el incentivo docente se pagará el 30/5, los sueldos de mayo, el 1 y 2/6 y el medio aguinaldo, el 14/6.

El jefe de Gabinete aseguró que los vencimientos de la deuda, en dólares y en pesos, ya están cubiertos y recordó que las garantías en regalías están dolarizadas.

"Hemos realizado un gran esfuerzo en ampliar la base tributaria; combatimos el comercio ilegal y hemos lanzado una moratoria con resultados óptimos. Todo esto contribuyó a una performance equilibrada de las cuentas públicas, manteniendo un equilibrio a lo largo de estos meses y que queremos mantener ", interpretó el jefe de ministros.

Apuesta a la producción

Urtubey tomó distancia del Gobierno nacional y ratificó su criterio de que "el déficit no se combate con reducción de gasto como único recurso, sino con un aumento de la actividad económica". Anunció que la semana próxima y por decreto se licitarán 12 áreas hidrocarburíferas en el norte salteño, con una inversión de entre 15 y 20 millones de dólares en cada una.

La ministra de Producción, Paula Bibini, tendrá a su cargo una serie de gestiones en Europa con este objetivo.

 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...