Gusanos cardíacos en el gato

Por Walter Octavio Chihán, médico veterinario.

La enfermedad por gusanos cardíacos se ha reconocido en forma creciente como una importante enfermedad cardiovascular del gato, sobre todo en las regiones endémicas, donde las tasas de prevalencia pueden alcanzar el 12%. En líneas generales, la incidencia de la dirofiliaris felina se considera cercana al 10% de la canina.

Los gatos infectados naturalmente con la Dirofilaria immitis, por lo usual albergan un promedio de 3 a 5 gusanos adultos dentro del corazón y de las arterias pulmonares, con un rango comunicado de 1 a 31 vermes. La migración aberrante de las larvas de Dirofilaria al encéfalo, en los ventrículos laterales y a la piel sucede con mayor frecuencia que en los perros. Las diferencias entre la dirofilaria felina y canina se basan, en gran medida, en el hecho de que el gato no es un hospedero natural para Dilofilaria immitis. Estas son las consecuencias de que el gato no sea un huésped natural de Dirofilaria immitis en comparación con la enfermedad en los perros:

  • Tasa de infección inferior.
  • Menor cantidad de gusanos adultos.
  • Porcentaje más alto de infecciones ectópicas.
  • Residencia de adultos mayormente en las arterias pulmonares principales.
  •  Mayor inflamación originada en el corazón y las arterias pulmonares
  • Menor longevidad de gusanos adultos, de 12 a 14 meses
  • Tratamiento por lo usual satisfactorio al dejar que los vermes mueran de modo natural, en tanto se evitan nuevas infecciones.
  • Muerte súbita resultante de embolismo pulmonar.

La edad promedio de los gatos infectados es de 3 a 6 años. Los machos pueden estar predispuestos a la enfermedad. Aunque un importante factor de riesgo es la exposición a los mosquitos infectados, se ha determinado que la tasa de infección de los ejemplares caseros es similar a la de los gatos de exteriores. Por cierto, los gatos caseros pueden tener un riesgo más alto, porque la residencia inmunológica a la infección es menor.


Las lesiones de endarteritis inducidas por los gusanos cardíacos adultos son similares a las observadas en los perros afectados. Las arterias pulmonares más grandes, especialmente la arteria lobar caudal derecha, se afectan de forma más pronunciada, con lesiones características, incluyendo proliferación miointimal vellosa e hipertrofia muscular. La respuesta inmunológica a las larvas migratorias y a los gusanos adultos tiende a ser mucho mayor en los felinos que en los caninos.
Los signos clínicos son muy variables, desde ausentes hasta serias complicaciones cardiopulmonares o neurológicas. Las manifestaciones clínicas más comunes incluyen tos, disnea, pérdida de peso, malestar y vómito crónico o esporádico.

El diagnóstico y el tratamiento adecuado

Realizar un hemograma completo, perfil bioquímico, los hallazgos típicos incluyen eosinofilia transitoria, basofilia, también transitoria e hiperglobulinemia.

  • Radiología: suele haber un patrón broncointersticial mixto. La cardiomegalia generalizada y la dilatación de las arterias pulmonares lobares craneal y caudal también son bastante comunes.

Se pueden realizar pruebas serológicas con test específicos para Dirofilaria immitis.

  • Ecocardiografía: los gusanos cardíacos adultos se pueden visualizar como objetos bilineales hiperecoicos cortos dentro del corazón derecho y/o arteria pulmonar principal.

La mayoría de los casos se presentan en otoño e invierno.

Tratamiento

Se implementa de acuerdo a los síntomas, usando medicamentos para controlar la posible neumonitis, la efusión pleural, si está presente. También para evitar la hipertensión pulmonar. Los antiparasitarios son importantes para controlar los gusanos.
En la profilaxis se emplea un buen antiparasitario o la ivermectina, una vez al mes. Existe mayor interés en la profilaxis de la dirofilariasis felina debido a: a) Incidencia desconocida. b) Dificultades en el diagnóstico. c) Inconvenientes terapéuticos. d) Muerte súbita en algunos pacientes y e) Ausencia de toxicidad en los productos de profilaxis mensual.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...