La familia del incendio en El Cambio pide ayuda

La noticia policial se publicó ayer sobre una humilde vivienda que se incendió en la manzana 14, lote 4, del barrio El Cambio; en la zona oeste capitalina. No hubo mayores detalles en un primer momento.

Se trataba de una humilde vivienda habitada por una familia compuesta por un matrimonio con ocho niños. Perdieron todo.

El Tribuno logró encontrar a la mamá para saber el estado de situación de esta familia que quedó en la calle en cuestión de horas.

"El incendio fue el martes a la 5 de la tarde aproximadamente. Nosotros nos fuimos a la escuela porque uno de mis hijos prometía lealtad a la Bandera y dejamos a los más grandes en casa. Cuando volvimos ya habíamos perdido todo. No hubo forma de rescatar nada. Lo que sí debo destacar es que todos mis hijos están bien", dijo Mariela Silvana López.

Hasta ahora no se sabe las causas sobre el inicio del fuego. Sus niños van desde los 6 a los 16 años. Cualquier juego pudo haber provocado la chispa inicial. La familia vivía en una casita prefabricada que había sido construida por los chicos de la organización Techo. Ellos la fueron ampliando y de alguna manera podían vivir las 10 personas en un mismo núcleo habitacional.

 

Seguir leyendo: Una familia que perdió todo en un incendio pide colaboración

 

Todo lo que perdieron se hizo a pulmón. Mariela y Andrés (su esposo) hacían comida para vender los fines de semana en casa de la mamá de ella. La suegra de Andrés vive en barrio Alto La Viña y en la vereda preparaban pollos a la parrilla y empanadas, lo que le brindaba alguna ayuda monetaria. El resto de la semana, Andrés hace changas como albañil en las obras de construcción que últimamente están siendo escasas.

"Nos vinimos todos a mi mamá. Salvo una nena quedó con mi suegra. Todavía esto es como una pesadilla; aún no entendemos cómo se están dando las cosas tan rápido. Lo único que les quiero agradecer a mis vecinos que me dieron lo que tenían, porque quedamos sin ropa y sin alimentos. Me acercaron leche y algunos abrigos", contó llorando Mariela.

Son 5 nenas y tres changuitos que quedaron con lo puesto. Es por eso que apelan a la solidaridad de los salteños para afrontar esta coyuntura trágica de quedarse en la calle sin nada. No lo quiere decir, pero necesita ropa, abrigo, calzado y alimentos como leche como medida urgente. También necesita todo lo que hay en un casa: camas, colchones, ropa de cama, elementos de cocina, artículos de higiene personal, de limpieza del hogar. De todo.

"Si bien lloro por lo perdido debo alegrarme porque mis hijos están bien y nada les sucedió", dijo Mariela.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...