“Soy venezolana y no tengo cómo mantenerla. Tiene 4 días de nacida y se llama Ángela. Att. Catalina”, dice la nota escrita a mano en una hoja de cuaderno infantil que llevaba junto a su cuerpo la bebé cuando la encontraron en las calles de Cúcuta, la ciudad más cercana a la frontera con Venezuela después de cruzar el Puente Internacional Simón Bolívar.

Según explicó la radio colombia Blu, una adolescente y su madre escucharon el llanto de la beba y de inmediato llamaron a la policía. La pequeña se encontraba envuelta en una manta y con la nota que dejó su madre en un pequeño papel rasgado y arrugado. La mujer dijo llamarse Catalina y estar atravesando una difícil situación económica por la grave crisis en Venezuela.

Las autoridades llevaron a la niña a una clínica de la ciudad, donde los médicos constaron que goza de buena salud. Por ahora, tienen la certeza de que el parto de la pequeña fue asistido por profesionales. “Hemos podido establecer que el parto fue atendido por médicos, no fue un parto en la calle”, dijo el mayor de la Policía Metropolitana de Cúcuta, Amaury Aguilera López.

La pequeña Ángela quedó bajo tutela del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, una organización estatal que se encarga de proteger a los menores de edad y conseguirles un nuevo hogar. Según indicó la directora del organismo, Karen Abudinen Abuchaib, “se le asignó una madre sustituta quien se encargará de la bebé y velará para que reciba el amor y los cuidados que se merece”.

Según indicó a Blu Radio el comandante de la Policía de Cúcuta, coronel Javier Barrera, es la primera vez que un ciudadano venezolano abandona a un bebe en un sitio público de Colombia, aunque precisó que “en el ICBF hay 8 o 11 niños (venezolanos) más, a los cuales los padres los han dejado porque no tienen como sostener la manutención”.

Ahora la policía revisa cámaras de seguridad de la zona para ver si hay registros del momento en que Catalina abandonó a Ángela. También buscan determinar si la beba nació en Venezuela o en algún centro médico de la ciudad para determinar su nacionalidad. La mujer podría ser condenada por abandono de la menor.

En Colombia reside un millón de venezolanos -entre regulares e irregulares-, según el presidente colombiano, Juan Manuel Santos. La ciudad de Cúcuta, situada en la frontera con Venezuela es una de las mayores puertas de entrada para decenas de miles de venezolanos que salen del desbastado país que vive una profunda crisis.

El éxodo es producto de la escasez de alimentos y de medicamentos que se combinan con una economía en recesión, afectada por hiperinflación y una indetenible devaluación de la moneda local frente al dólar. Para millones de venezolanos de todas las clases sociales, Venezuela se ha vuelto un país inviable.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...