Huyeron 6 presos de la policía de Orán, entre ellos 3 homicidas

Otra vez el pánico cundió entre los ciudadanos de San Ramón de la Nueva Orán al tomar estado público la fuga de seis procesados por delitos gravísimos desde dos celdas ubicadas en la comisaría 24, la segunda en importancia en el departamento norteño.

Esta vez no fue una fuga cinematográfica, no hubo escalamiento ni limaron barrotes de las celdas. Aunque no hay información oficial, lo que se sospecha es que los evadidos salieron sin ejercer violencia en ninguna parte del edificio, aunque no se sabe si por un patio o por la puerta misma de la comisaría. Tampoco la fuga pudo ser advertida de inmediato, ya que en la investigación que se está llevando a cabo están comprometidos dos tercios del personal de la policía, es decir dos turnos de guardias completos.

Una fuente de la policía del norte provincial adelantó que el faltante de presos fue advertido a la hora del almuerzo, cerca de las 15 de ayer, cuando al carcelero le sobraron seis viandas. Es decir, que ya habían transcurrido 16 horas desde el último relevamiento de los detenidos.

Inmediatamente se dio parte a todas las unidades cercanas para tratar de recapturar a los evadidos y en ese menester saltó un dato revelador de parte de familiares de dos de los buscados prófugos. Estas personas aseguraron a nuestro medio a través de contactos en la zona que un grupo de policías llegó hasta sus domicilios y les pidió que entreguen al o a los evadidos o hablen con ellos para que regresen a la comisaría. 

Este dato echaría por tierra la historia oficial del recuento de presos llevado a cabo a las 15 de ayer. 

Una fuente dijo que desde la mañana los estaban buscando pero sin denunciar su ausencia. Esto es lo que más indignó ayer de la triste y repetida historia de fugas desde las comisarías del norte provincial.

La escandalosa evasión ocurrió en la comisaría 24, ubicada en barrio Los Lapachos, y no es la primera vez que personas alojadas en ese edificio logran escaparse. 

Todo indica que la fuga masiva se produjo en la madrugada, pero por razones que se tratan de establecer esto recién fue dado a conocer a la Justicia de ayer, después del mediodía, según confirmaron los medios radiales de Orán.

Según la Policía, los seis hombres, todos mayores de edad, se encontraban detenidos por delitos contra las personas y contra la propiedad.

Algunas versiones, no confirmadas, señalan que los efectivos que custodiaban la comisaría habrían estado consumiendo bebidas alcohólicas. Otra versión indica que los presos no se habrían fugado sino que compartían su encierro departiendo tertulias nocturnas con sus carceleros y esa “amistad o cercanía” les jugó una mala pasada a estos últimos ya que los reos más comprometidos se apoderaron de las llaves de los calabozos. Es decir, aquellos que esperaban condenas por homicidio tuvieron quizá en la fuga su única esperanza de zafar de su situación penal. 

Se supo, además, que paralelamente a la causa penal por evasión, abogados de la oficina de Asuntos de Internos de la Secretaria de Seguridad investigarán la responsabilidad que le cabe a los efectivos que se encontraban de servicio.

La nómina

Según fuentes de Orán, un agente se dirigió a darles el almuerzo cuando notó que faltaba Matías Canchi (acusado de homicidio). Tras realizar un control comprobó que tampoco se encontraban Mauricio Canchi (homicidio) ni Facundo Valdez (robo), ni Matías Lobo (homicidio). También faltaban de las celdas Miguel Villalba (robo) y Luis Aldana (lesiones leves y agravadas). No se sabe aún cómo huyeron, menos dónde están. El operativo de búsqueda se orientó a la frontera con Bolivia, donde creen que se ocultaron.

“Los buscaron antes"

El defensor de los hermanos Matías y Mauricio Canchi, Pablo Cardozo, dijo que se están haciendo gestiones para que estos vuelvan a cruzar la frontera y se entreguen. “Todo esto por los oficios de su propia madre, quien los reprimió. Además, esta mamá fue quien dijo que la policía lo estaba buscando bajo poncho, antes de que tomara estado público la fuga”, dijo. Y agregó: “Mis defendidos quieren entregarse pero piden garantías de vida, porque ya fueron objetos de malos tratos, si se quiere decir de esta manera”. 

A continuación, los nombres de los seis prófugos: 

MATIAS CANCHI (HOMICIDIO)

MAURICIO CANCHI (HOMICIDIO)

FACUNDO BALDÉZ (HOMICIDIO)

MATÍAS LOBO (ROBO)

MIGUEL VILLALBA (HOMICIDIO)

LUIS ALDANA (LESIONES Y ROBO)

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...