El presidente de Rusia, Vladímir Putin; el emir de Qatar, Tamim bin Hamad Al Thani, y el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, participaron hoy de una ceremonia para traspasar de manera simbólica las responsabilidades organizativas del próximo Mundial 2022 al país de Oriente Medio.

Los tres se reunieron en el Palacio del Kremlin de Moscú, donde Putin le entregó al mandatario qatarí de manera simbólica una pelota blanquirroja con el logotipo del Mundial de Rusia 2018.

Ese será la pelota empleada durante la final del campeonato entre Francia y Croacia, partido que se disputará disputarán en el estadio Luzhnikí de Moscú a las 12 del mediodía de Argentina.

Putin: “Qatar podrá organizar el Mundial a un nivel igual de alto”

Durante ese acto, Vladímir Putin expresó que tiene la certeza de que “nuestros amigos de Qatar” lograrán organizar su Mundial “a un nivel igual de alto” que Rusia. Además señaló que los rusos están dispuestos a compartir su experiencia con los qataríes y subrayó que harán todo lo posible para que el fútbol “desempeñe su maravillosa misión humanitaria de unir a la gente”.

Infantino: “Todos nos hemos enamorado de Rusia”

Por su parte, Gianni Infantino aseguró que se siente feliz porque “todos nos hemos enamorado de Rusia y estoy totalmente convencido de que en cuatro años también nos enamoraremos de Qatar”.

El presidente de la FIFA destacó que “el fútbol es pasión, emociones, amor, familia, unidad”: todo lo que aseguró que se ha sentido en Rusia 2018 y se traspasa a Qatar.

La palabra qatarí

Asimismo, Al Thani espera que durante el próximo Mundial de Qatar 2022 el seleccionado nacional de su país “repita el éxito de la Selección rusa e, incluso, lo supere”. El emir qatarí aseguró que la celebración de ese torneo será “una gran fiesta para todos los árabes” y espera ver allí a “todos nuestros amigos”.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...