Taxistas inician un plan de lucha  contra la incorporación de remises

Taxistas se manifestarán esta tarde en la Legislatura para pedir que se intervenga y frene la disposición de la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMT) de otorgar 200 licencias de remises a las agencias que manejan ese transporte en la capital salteña.

Tener una agencia de remises es un negocio redondo en Salta. Prácticamente no hay riesgos y muy pocos gastos. Los ingresos provienen del alquiler a conductores de las licencias de remises a $300 por día (muchos de los titulares de esas empresas transportistas tienen más de 20 permisos) y solo se tiene que abonar el sueldo de alguien que atienda el teléfono para pasajeros, si es que se dispone ese servicio. También hay que contar entre las erogaciones el alquiler de una playa para estacionar los vehículos, a no ser que se disponga de una propia y el pago de impuestos, que es insignificante al casi no tener trabajadores dependientes.

En ese esquema comercial, una agencia con 20 licencias propias puede tener un ingreso mensual de $180.000, a lo que hay que descontar los gastos ya mencionados.

A ese negocio, la AMT le quiere agregar 200 licencias de remises, de las 1.714 ya existentes, cantidad que figura en la página de internet oficial del organismo provincial, aunque en el Concejo Deliberante manejan otro número.

Es en contra de esa medida que desde el Sindicato y Cooperativa de Taxis de Salta (Sicotasa) organizaron una movilización para presionar a la Comisión Bicameral de transporte de la Legislatura para que intervenga en la disposición de la AMT, que fue publicada en el Boletín Oficial del viernes pasado.

Además de criticar la precarización laboral a la que serán sometidos los conductores profesionales que alquilarán las licencias, desde el sector taxista se quejan, principalmente, por la saturación de vehículos para el transporte impropio de la ciudad. Pese a que los remises no deberían ser competencia para los taxis, porque normativamente no pueden tener pasajeros captados en la vía pública, es una verdad de Perogrullo que ocurre exactamente lo contrario.

El secretario general de Sicotasa, Ernesto Alvarado, quien también es concejal capitalino, adelantó a El Tribuno que hoy a las 17 habrá una asamblea en la sede del sindicato, en Bolívar esquina pasaje Antártida Argentina, para decidir la modalidad de la protesta que realizarán frente a la Legislatura. No descartó la posibilidad de efectuar cortes de calle.

"Vamos a empezar un plan de lucha. El gobernador tiene que entender que en Salta no necesitamos 200 licencias para los empresarios, lo que hace falta es mejorar la rentabilidad del sistema, y eso no se consigue con más licencias en la calle", afirmó Alvarado.

"Desde la AMT siguen precarizando al chofer profesional. El sistema de remises es una fábrica de trabajo en negro, porque no blanquean a ningún chofer y en algunas agencias lo están obligando a ser monotributista, cuando eso no corresponde y no es tener a un trabajador en regla", agregó el dirigente.

Estimó que unos cuatro mil choferes de remises se encuentran en una situación laboral irregular.

La polémica resolución que suma rechazos

Con la publicación de la resolución 205/18, la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMT) dio inicio al proceso de asignación de 200 licencias de remises para la capital salteña, a las cuales solo podrán aspirar las agencias que manejan ese tipo de transporte.
Los dueños de las remiseras podrán presentarse en la convocatoria que estará abierta hasta el 27 de julio próximo. Se dispuso que quienes tengan menos de 30 licencias podrán aspirar a seis y los que tengan más de 30 permiso, a cinco.
“Lo que vamos a hacer, simplemente, es otorgar las licencias que tienen asignadas las agencias que fueron habilitadas por el municipio, tenemos la obligación de respetar el cupo establecido por ordenanza, lo que cambia es que se hace de una manera muy transparente”, aseguró el titular de la AMT, Federico Hanne, en una conferencia de prensa la semana pasada.
El dirigente taxista y concejal Ernesto Alvarado desmintió los dichos del funcionario. “La ordenanza dice que tiene que haber una licencia de remise cada 500 habitantes y ya tenemos el cupo cubierto. Esta es una decisión pura y exclusivamente de la AMT”, dijo el edil. 
Por su parte, el titular de la Asociación de Taximetristas de Salta (Atasa), Gerardo Vaso, sostuvo que la resolución de la AMT “es una apología a la práctica prohibida”. “Con esa medida se esta justificando la competencia desleal”, agregó el sindicalista a este diario.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...