Alfredo y Maricel Palavecino, dos hermanos de 26 y 24 años, iban en moto por la localidad bonaerense de Adrogué cuando un automovilista los atropelló y los abandonó. El joven murió en el acto. Ella fue trasladada a un hospital, donde fue sometida a dos operaciones, pero los médicos no pudieron salvarle la vida.

Un amigo de las víctimas lo siguió en otro vehículo cuando se dio a la fuga pero, en medio de la persecución, el conductor amagó con chocarlo y logró escaparse y seguir prófugo durante un par de horas.

Sin embargo, el testigo había sacado una foto de la patente y así la policía logró capturar al fugitivo en Lomas de Zamora. El acusado, de 36 años, había escondido su auto en un taller mecánico.

Los padres de los hermanos atropellados compartieron su dolor en las redes sociales. Freddy, el papá, subió una foto de sus hijos a Instagram y escribió: “Amores de mi vida, cada minuto que pasa su ausencia pesa sobre mi alma que ya no puede más. Dios, cuánto dolor. Se los dije y se los repito: los amo Fredy y Mar”.

La mamá de los hermanos eligió despedirse de cada uno de ellos por separado : “Te fuiste mi hijo grande. No sé cómo juntar los pedazos de mi corazón. No puedo, no quiero renunciar a tu risa, a tus palabras, al día a día junto a tus primos, a las bromas a tu tío, al verte jugar como un niño con tu sobrino. ¿Cómo seguir sin ti, Fredito?. Te amo, flaki”, le escribió a su hijo mayor.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...