Orquesta Sinfónica
La Orquesta Sinfónica toca sin director, estreno de una propuesta distinta
El cuerpo de música se presentará esta noche con un novedoso formato que pone en escena las dotes artísticas y académicas de cada uno de sus integrantes, sin la presencia de un director.  

La figura del director de orquesta parece ser irremplazable y pensar en una orquesta sinfónica sin director es como pensar en un avión sin piloto. 
Sin embargo es un formato que los músicos académicos están acostumbrados a realizar en los cuerpos de cámara, en los que los músicos son menos, y una modalidad adoptada en muchas orquestas, pero en Salta es la primera vez que se realizará. 
Por eso resulta novedosa la presentación que tienen prevista para hoy jueves a las 21 en el Teatro Provincial, la Orquesta Sinfónica de Salta (OSS). 
“Es una práctica que la hacemos habitualmente desde el departamento de música de cámara de la provincia, donde muchos de los músicos podemos mostrar nuestro trabajo artístico individual y grupal, pero donde la decisión siempre es del músico”, comentó a El Tribuno Emilio Lepez oboísta de la OSS. 
En este formato de orquesta se muestran los instrumentos en sus diferentes familias. “Es más grande por lo tanto más difícil ya que hay que llegar a acuerdos con mayor cantidad de gente y es ahí dónde se siente la ausencia del director o se ve como nos facilita el trabajo el director, ya que es el que toma las decisiones finales y el que plantea las estrategias”, agregó el músico. 
Para Noam Zur, director titular de la OSS esta presentación fortalece el desarrollo de cada artista que asume la responsabilidad de partes de solistas con dificultades técnicas. 
“Un buen director debe confiar en sus músicos a fin de recibir su confianza”, indicó el maestro que pone a descansar la batuta, al menos por este concierto. 
El programa
La propuesta que se verá mañana en escena cuenta con, al menos, 100 músicos que brindarán un paseo por las familias de los instrumentos. 
Así arpa y piano, vientos de madera, vientos de metal, percusión y cuerdas harán sonar sus acordes cada uno a su tiempo y con distintas obras. 
Se escucharán, por primera vez en Salta, las obras: Canzon primi toni, para bronces, de Giovanni Gabrieli, Dance of the Storms para percusión de Matthew Cadirao y Cuatro preludios de Marcel Tournier. El programa se completará con la Serenata para vientos, cello y contrabajo y la Serenata para cuerdas de Dvorák.
Esta última tiene la particularidad de contar sólo con dos cuerdas entre los vientos, “lo que le da un timbre diferente”, indicó Romina Granata, cellista del cuerpo de música.