En el búnker que la Selección de Argentina tuvo en Bronnitsy durante el Mundial de Rusia, sólo quedan un puñado de jugadores, el cuerpo técnico y algunos dirigentes que viajaro, y que hoy regresarán al país. En las últimas horas, quien vivió en primera persona la rigurosa seguridad rusa fue Sebastián Beccacece, el ayudante de Jorge Sampaoli, quien salió a dar unas vueltas por la ciudad y, cuando regresó, los guardias no lo dejaron entrar al predio y lo retuvieron un buen tiempo en la puerta, pese a que Beccacece mostraba sus credenciales. Finalmente, luego de varios controles e idas y venidas, pudo acceder al hotel. A las 11 de la Argentina, la delegación partió desde Moscú hacia Buenos Aires. Con Jorge Sampaoli y Claudio Tapia, presidente de AFA, a la cabeza.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...