Se le terminan las vacaciones a Lionel Messi después de un buen descanso para superar la frustración del Mundial de Rusia 2018. Mañana se presentará a entrenar con el Barcelona para arrancar la pretempotada, pero antes practicó en la canchita de su casa con su enorme perro. Y su hijo Thiago se sorprendió con la destreza de su papá con la pelota.

 

🦁⚽️

Una publicación compartida de AntoRoccuzzo88 (@antoroccuzzo88) el

Messi le tiró varios “sombreritos” a Hulk y se divirtió un buen rato. Le movió la pelota de un lado al otro, mientras su mujer Antonela Roccuzzo grababa el momento con su celular. Y de repente se escuchó a Thiago, con sorpresa y admiración, ante la demostración de su papá: “Es muy bueno jugando al fútbol”.

Los Messi volvieron de las vacaciones en Ibiza y Lío empezará con la temporada futbolística en el Barcelona. El primer partido oficial será el próximo domingo ante Sevilla por la Supercopa de España. El 10 parece haber dejado atrás el trago amargo del Mundial. Le encanta estar en familia y todo el mes de julio que tuvo de vacaciones le vino bien para renovar energías y recuperarse anímicamente.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...