Otra vez, Kevin Benavides se adueñó de una etapa en Chile

“No cometí ningún error en la navegación y me tocó haber ganado la etapa que es poco común”. El inicio del diálogo de Kevin Benavides con El Tribuno da cuenta lo que significó una nueva victoria en Chile, esta vez en el tramo 2 del Atacama Rally, en la tercera fecha del Mundial de Rally Cross Country. Dos triunfos seguidos al piloto de Honda Racing Corporation lo llevaron a ser, además, el líder de la general, por encima del local y bicampeón Pablo Quintanilla (Husqvarna).
La estrategia del subcampeón del Dakar 2018 está saliendo a la perfección, debido a que tuvo un prólogo demasiado tranquilo con el puesto 23 y pelear desde atrás. El martes ganó la etapa 1 y ayer se fue victorioso del tramo más largo de esta fecha, con 376 kilómetros de especial. 
Al mejor sudamericano en la historia dakariana le costó 3 horas y un poco más de 44 minutos para quedarse con la etapa. Por detrás del salteño arribaron Sam Sunderland y Toby Price, dos de los pilotos de élite de KTM.
“La verdad que me sentí muy bien, cómodo, me concentré en ir enfocado en este tramo de la carrera. No cometí ningún error en la navegación, llevaba buen ritmo en la moto y eso me sorprendió al final, haber llegado y ganar la etapa que es poco común”, contó a este medio.
Hoy, con casi 260 kilómetros de especial, Benavides volverá a abrir la ruta para defender la general que lo separan a un minuto y 53 segundos de Quintanilla. 
“Todavía quedan tres días más de carrera, a seguir con el mismo foco y tratar de continuar así”, añadió.
Sobre lo que ocurrirá en esta jornada, en la etapa 3, dijo: “De nuevo me toca abrir, será un poco más de arena que hoy (ayer), que me descuenten lo menos posible”.
La lucha entre los sudamericanos Benavides y Quintanilla es de antaño y de hecho el chileno fue quien se adelantó a Benavides en el primer Dakar del piloto de esta provincia. El trasandino finalizó tercero y Kevin, cuarto.
En 2016 y 2017, Quintanilla también fue campeón del mundo y el año pasado el argentino finalizó subcampeón.
Sin embargo, en enero pasado, Benavides logró destronar al de Chile, porque fue segundo y se transformó en el mejor piloto de motos del Dakar, por delante de Quintanilla y también del histórico Francisco “Chaleco” López, también del vecino país.
Ahora, Benavides y Quintanilla intentarán quedarse con la tercera fecha del Mundial y deberán luchar en las próximas tres etapas casi mano a mano, mientras que a un poco más de seis minutos se encuentra el australiano Price.
Luego, de local
Para el piloto salteño, terminar en una buena ubicación en Atacama será fundamental para lo que viene, teniendo en cuenta que a fin de mes será la cuarta fecha del Mundial, nada menos que en el Desafío Ruta 40 de Argentina.
El domingo 26 será el prólogo en San Miguel de Tucumán. Un día más tarde, la etapa 1 se correrá entre Tucumán y Belén (Catamarca); el tramo 2 se disputará entre Belén y Tinogasta; el miércoles 29, la etapa 3, será el turno del rulo “Tinogasta-Tinogasta”; el jueves 30 los pilotos se trasladarán de Tinogasta a Villa Unión en La Rioja y finalmente, el viernes 31, se disputará el último tramo entre Villa Unión y San Juan.
En la cuarta fecha, Kevin no será el único representante de la provincia, ya que Luciano Benavides, su hermano menor, también competirá en el Desafío Ruta 40, aunque él lo hará por KTM.
Para el más joven de los salteños será especial, porque se reencontrará con otros pilotos después de su primer Dakar.
Cabe recordar que Luciano Benavides no pudo completar esa carrera porque sufrió un duro accidente justamente en Belén, uno de los tramos de esta carrera que se avecina. 
Luego quedará la quinta y última fecha del 3 al 9 de octubre en Marruecos.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...