Ante la crisis, piden priorizar la construcción de casas y escuelas

Una de las principales actividades que motorizó el crecimiento durante los dos primeros años de Cambiemos entró en crisis. Las constructoras salteñas están en alerta por los despidos y el cierre de empresas desde noviembre de 2017.

Los representantes de las cámaras salteñas les pidieron a los diputados y senadores nacionales que cuando se ponga sobre tabla el presupuesto de 2019, pidan redireccionar los fondos que están destinados a obra pública. Quieren que la mayor cantidad sea para obras de arquitectura, es decir viviendas, hospitales y escuelas. Estas ejecuciones, sostienen, son las que más mano de obra demandan. Subrayan que se deben priorizar por sobre los proyectos de infraestructura (viales, cloacas o energía).

Los planteos fueron escuchados por los senadores Cristina Fiore, Juan Carlos Romero y Rodolfo Urtubey y los diputados Javier David, Pablo Kosiner, Andrés Zottos y Alfredo Olmedo.

El presidente de la Cámara Salteña de la Construcción, Guillermo Arroyo, alertó que oficialmente la caída del empleo fue de 2.200 personas, entre noviembre 2017 hasta mayo de 2018. "Entre junio, julio y agosto nosotros tenemos que deben haber caído unos 1.000 más", agregó.

Pero esta coyuntura, que está atravesada por los casos de corrupción de las principales constructoras del país, quizá signifique un escenario favorable para que las pymes locales puedan encontrar un lugar en el reparto de obras.

Pablo Movsovich, de la Confederación de Pymes Constructoras, afirmó que hoy en día se ha volcado muchísimo presupuesto a las obras de infraestructura. "Esperamos, desde el sector pyme, poder revertir esta situación para que haya una redistribución del presupuesto y que haya más fondos para obras de arquitectura que es lo que motoriza mano de obra encima", afirmó.

Desde hace meses las constructoras reclaman por la actualización de pagos en la construcción de urbanizaciones sociales. Los trabajos fueron contratados con montos de 2016, por lo que muchos proyectos están paralizados.

Dar pelea

El senador nacional Juan Carlos Romero también sugirió a las empresas que peleen por un espacio en la obra pública. "Creo que juntando las empresas del interior puede haber una gran capacidad de obra para que la Nación las tenga en cuenta para hacer las grandes obras nacionales", agregó. Además, planteó que estén incluidas en el presupuesto aquellos trabajos que tienen impacto en la mano de obra y que dan trabajo al interior.

"Hay una restricción de recursos por parte de la Nación grande y también reconozcamos que la Provincia ha perdido estos años la capacidad de hacer obra pública. Hace 12 años teníamos el 20% del presupuesto en obras provinciales, hoy prácticamente esa posibilidad ha desaparecido, así que se depende solamente de las pocas obras particulares y de las obras nacionales que están sufriendo un recorte muy grande", afirmó el senador.

Romero sugirió que las empresas involucradas en los hechos de corrupción den lugar a otros grupos de pymes que tengan una mejor conducta. Remarcó que no deben ser firmas del extranjero sino que se debe ayudar a las constructoras del interior a asociarse para tener fuerza.

"Para esto hay que tener una visión federal, no depende de nosotros, pero sí voy a hacer campaña para que esto suceda. Que se le dé una oportunidad a las empresas del interior para que puedan constituirse en asociaciones entre ellas y hacer las grandes obras que el país necesita", destacó.

Por su parte, Rodolfo Urtubey remarcó que las grandes empresas nacionales que están involucradas en este gigantesco hecho de corrupción (cuadernogate) deben ser separadas de la obra pública y las empresas locales tener una chance.

"El presupuesto 2019 tiene mucho que ver con la asignación de obra pública pero nada ganamos con luchar por la asignación de la obra pública si después las terminan haciendo las compañías de Buenos Aires. Aprovechemos esta situación a ver si las empresas locales pueden tener alguna participación en esa obra pública que se define en el presupuesto", expresó.

Y agregó: "La preocupación central ahora es qué oportunidad puede tener Salta en esta situación inédita. Hay un involucramiento de las grandes compañías que han hecho obra pública en los últimos 50 años". Urtubey afirmó que se comprometió a pelear el monto para asegurar un nivel de actividad que permita mantener el nivel de obra y no acentuar la desocupación que produce este tipo de baja de actividad.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...