Preocupación por mujeres que viven en el ámbito rural

El W20 (Woman 20) surgió luego de la cumbre del G-20 que se realizó en Australia. A principios de 2015, este foro nació con la idea de que delegadas de distintas organizaciones sociales y gubernamentales formulen recomendaciones y establezcan metas medibles para influir en los gobiernos del G-20 con el objetivo de mejorar la situación laboral y social de las mujeres.

Las representantes del W20 participan de espacios de diálogo durante todo el año a través de una plataforma virtual y concretan una reunión presencial una vez cada 12 meses. Ayer ese encuentro anual se realizó en Salta y convocó a Susana Balbo, presidenta del W20; Lara Blanco, directora regional adjunta de ONU Mujeres, y Jorge Werthein, vicepresidente del eje y director general del IICA (Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura).

Asimismo, participaron representantes del Banco Mundial y de la FAO. Santiago Hardie, secretario de Agricultura Familiar y Desarrollo Territorial del Ministerio de Agroindustria de la Nación, también acompañó el desarrollo de la mesa.

La mesa redonda de diálogo que se desarrolló ayer en el hotel Sheraton de Salta analizó una problemática planteada por Susana Balbo: la integración de las mujeres rurales.

Durante el encuentro se evaluaron distintas acciones que se creen necesarias para conocer la problemática a fondo y proponer acciones concretas a los distintos países que integran G-20.

En diálogo con El Tribuno, Susana Balbo destacó que uno de los temas principales que se incluyó en el documento final y que próximamente se terminará de redactar es el pedido de estadísticas y relevamientos con separación de sexos.

"En la actualidad, los países del G-20 advierten la necesidad de analizar y tratar la problemática de la inclusión de la mujer rural. Hay relevamientos generales, donde hombres y mujeres están en un todo. Y las realidades sociales, educativas, laborales y financieras de las mujeres son muy diferentes a la de los hombres", destacó Balbo.

Con la redacción del comunicado, el W20 finalizó el trabajo que viene realizando junto a delegadas, expertos, líderes de los sectores público y privado y representantes de la sociedad civil a través del diálogo y la evaluación de las principales problemáticas que las mujeres enfrentan y que profundizan la brecha de género en distintos ámbitos.

De la mesa de trabajo participaron representantes de todos los sectores, tanto de organizaciones nacionales como internacionales. Carolina Bravo, gerente de Asuntos Corporativos de Massalín Particulares, puso énfasis en la importancia de trabajar en la educación de las mujeres para mejorar sus condiciones de vida y las de su entorno. En la misma línea se expresó Patricia Tatto, delegada del W20 y presidenta de la organización Mujeres en Energías Renovables México, quien señaló que hay que lograr que las mujeres rurales tengan acceso a la educación y a la energía como servicios básicos.

Las recomendaciones a las que arribaron con el objetivo de presentarlas ante los líderes del G20 en el encuentro que se realizará en octubre en Buenos Aires serán publicadas en una semana y giran en torno a la importancia de asegurar el acceso de las mujeres rurales a los factores productivos.

También se piden políticas que apunten a promover la inversión en infraestructura y en servicios básicos, como la educación, la salud integral y condiciones sanitarias.

Desde el área de prensa de las entidad destacaron que se eligió a Salta como sede del encuentro teniendo en cuenta el elevado número de mujeres que forman parte del trabajo rural en la región.

Balbo destacó que los tres ejes de trabajo, previos al de la inclusión de la mujer rural, fueron un aporte que surgió de los representantes de Turquía, China y Alemania. "Creemos que las mujeres rurales están invisibilizadas en la Argentina. Es muy importante darles una participación para sacar al 80 por ciento que se encuentra en la pobreza y, por otro lado, porque pueden contribuir a un aumento enorme del producto bruto interno del G-20", destacó Balbo en su diálogo con El Tribuno.

La representante de W20 advirtió que los estudios poblacionales advierten que en unos pocos años se tendrá a la mayor parte de la población del país viviendo en zonas urbanas. Se considera que, para fomentar el crecimiento, se debe impulsar el desarrollo rural con mejores servicios.

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...