Pablo Eli: “Ojalá haya diez Luciano Benavides, va a ser número 1”

Agotado tras una semana sin pausa, el director del Desafío Ruta 40 y presidente de Más Eventos, Pablo Eli, deja de monitorear unos minutos la parte final de la competencia y posa frente a la rampa de llegada, el punto final para una carrera que resultó ser más complicada que el propio Rally Dakar. Recibe a El Tribuno, uno de los medios presentes en la décima edición, que comprendió el trayecto de Tucumán a San Juan, casi 1.500 kilómetros de especial en cinco etapas, donde el terreno varió entre arena, ripio, ríos, dunas y pista. Todo, paralelamente al trazado de asfalto más emblemático de la Argentina. Con Paulo Gonçalves como vencedor en motos por apenas seis segundos, más las victorias en cuatris de los cordobeses Nicolás Cavigliasso (4x2) y Julio Estanguet (4x4) y del mendocino Sebastián Halpern en autos, Eli respondió de todo y dejó varios títulos, como la posibilidad de hacer una especie de Dakar, una carrera de diez a doce días entre Argentina y Chile. También dio su opinión sobre Luciano Benavides, el menor de los hermanos y mejor piloto nacional en esta edición, además del nuevo festejo de Honda, el quinto consecutivo en la competencia. 

Con el Desafío Ruta 40 ya finalizado, ¿qué balance hacés de esta décima edición?
Fue una Ruta 40 un poco agitada, donde muchas cosas fueron pasando en el día a día; cosas buenas y cosas malas, muchos accidentes, aunque ninguno fue demasiado grave. Una Ruta 40 interesante, intensa y los pilotos nos han dicho que ha sido la más complicada que hemos hecho hasta ahora. Sabíamos que iba a ser dura, pero no que lo iba a ser tanto, aunque la navegación y la dureza del terreno empezaba de mayor a menor, a partir de la etapa 3, donde los pilotos llegaban menos exhaustos al campamento. Así que hasta ahora hemos recibido felicitaciones por la carrera y estamos muy contentos.

¿Cuánto tiempo llevó planificar esta carrera? 
Hacer una carrera como esta te demanda un trabajo de tres meses, no continuos, pero se empieza con un trabajo de escritorio, diseñando e ideando la carrera ideal, que esté compensada. Después, hay un trabajo de campo, de revisión de lo que se ve en el ordenador para ver si realmente es viable hacerlo. Y, por último, se revisa el libro de ruta, que llega entre 15 y 20 días para una carrera como esta. 

¿Creés que al ganar cinco veces seguidas, Honda le agarró la vuelta al Desafío?
Honda le agarró la mano al Desafío, al Mundial y al Dakar. Kevin Benavides no ha ganado por poco el pasado Dakar, pero después han ganado todas las carreras que han corrido, salvo en Abu Dhabi. Es el equipo el que está fuerte. Paulo (Gonçalves) conoce Argentina, le gusta esta carrera y ha estado cómodo. KTM no es que se quedó atrás, porque la ganó Paulo por solo seis segundos. No es que Honda pasó por arriba a KTM. Es un equipo de punta que hace muchos años está puliendo detalles en una categoría que no es nada fácil. Así que este tipo de carreras demuestra que las motos son competitivas y los pilotos también. Y por ahora, Honda le agarró la mano.

Luciano Benavides fue el mejor argentino. ¿Qué te generan pilotos como él?
Ojalá tengamos diez Lucianos acá, es un chico increíble. Debuta en un equipo oficial, así que condiciones tiene. Creo que le falta un poco de experiencia en el rally cross country, porque vos podés ser campeón de motocross o de enduro, pero acá el 50 por ciento de esto es la navegación, que no se aprende de un día para el otro. Luciano sabe lo que hace y va a ser número uno.

¿Cómo imaginás el próximo Desafío Ruta 40?
Tomando comentarios de pilotos, una de las cosas que me gustaría hacer es cambiar el terreno, porque ya está un poco gastado este desierto. Quiero buscar otra cosa en Argentina o agregarle algo más y por ahí otro objetivo que uno no deja de soñar es tener una carrera de 10 o 12 días, hacer una especie de Dakar en Argentina o Chile, buscarle una vuelta de rosca a este evento, que se ganó un lugar en el campeonato del mundo y que lo que tiene de lindo es que cambia año a año.

¿Creés que la gente acompañó el evento? 
Sí. Los equipos oficiales vinieron todos, menos Yamaha y la gente estaba esperando en cada campamento, ya es un clásico y eso nos enorgullece y nos llena de satisfacciones. Estamos bien y hay que seguir por este camino.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...