Remises se movilizaron al Grand Bourg y hubo clima de tensión

El polémico conflicto entre la AMT (Autoridad Metropolitana de Transporte) y los remiseros se sigue recalentando, tras el corte que bloqueó el centro durante más de 10 horas el 23 de agosto. En la jornada de ayer, un grupo de 50 trabajadores del volante llegó a la entrada del Centro Cívico Grand Bourg, para llevar su reclamo al núcleo del poder político salteño. Los choferes volvieron a expresar su malestar por las condiciones de trabajo que les imponen las agencias.

La caravana se inició en la terminal y terminó en la puerta principal del organismo provincial. Pasadas las 12.30, los remiseros empezar a cortar todas las vías de acceso a la Casa de Gobierno. Durante una hora, la tensión fue en aumento, ya que los autoconvocados no dejaban retirarse a los empleados del Grand Bourg.

El pico máximo de tirantez llegó cuando Infantería recibió órdenes de liberar las calles cortadas que habían sido bloqueadas por los remises. Un grupo de diez oficiales en dos camionetas recorrió una de las calles laterales a la Casa de Gobierno y pidió a los trabajadores autoconvocados que dejaran circular los coches.

Sin mayor resistencia, los remiseros decidieron retirarse y despejar la zona. Poco a poco, los efectivos policiales que estaban en el lugar se fueron, al igual que los manifestantes.

En diálogo con El Tribuno, uno de los choferes que participó de la protesta aseguró que llegaron al Grand Bourg para pedir que dejen de despedir a los compañeros injustamente de las remiseras. "Desde la AMT nos mandaron una nota por WhatsApp diciendo que se van a trabar de alguna manera las bajas que se están dando pero nosotros creemos que no va a servir del todo, ya que las agencias van a tener que justificar las bajas y ellos van a analizar si realmente es justa o no", expresó Sergio Salinas.

Los remiseros piden que se respete lo que dicen los contratos con las agencias y lo que deben abonar por día. "Estamos pagando siete veces más de lo que dice el contrato, 50 pesos es lo que tenemos que pagar pero nos cobran 350 pesos en negro y evaden cifras millonarias", dijo el chofer. Los remiseros consideran que hay una defraudación fiscal.

"Nosotros nos autoconvocamos y pedimos que las remiseras fantasmas que no tienen viajes dejen de existir, de ahí sale el conflicto y empezamos las marchas. Nos reunimos el otro día con los diputados y nos dijeron que van a trabajar en una ley para desadjudicar a las remiseras y que esas licencias nos la den a nosotros", destacó el trabajador.

Denuncias

En paralelo a la movilización, funcionarios de la AMT brindaron una conferencia de prensa junto a los trabajadores del organismo y referentes de la Asociación del Personal de los Organismos de Control (APOC), para exponer que sufren constantes amenazas por parte de sectores de los remiseros, que ponen en peligro la integridad física de los inspectores y del personal de atención.

En la sede de la AMT, en Santiago del Estero 2245, Adrián Amén, secretario general de APOC, explicó que se hicieron las denuncias correspondientes por las amenazas que han recibido los trabajadores de la AMT. "Es la cuarta denuncia que tenemos, en un momento en que ha recrudecido esta situación y estamos muy preocupados. Esto se tiene que terminar porque son trabajadores y están cumpliendo con su rol de controlador. Hay amenazas por WhatsApp, amenazas directas y persecuciones en autos no identificados a los inspectores", destacó el titular de APOC. Como gremio, solicitaron la protección y el acompañamiento de la fuerza pública a todos los trabajadores que ejercen la función de control en la vía pública.

Por su parte, Federico Hanne, presidente de la AMT, manifestó su preocupación por la violencia que sufrieron los trabajadores estatales y afirmó que el organismo ya realizó la denuncia por las amenazas. "Nadie puede mediante estos métodos pretender representar algo o representar a alguien. Acá lo que está claro es que hay un grupo de gente que lo que quiere, mediante la amenaza, la coacción, el desprestigio y hasta la difamación es hacerse de licencias. Está muy claro qué es lo que se busca y nosotros desde ningún punto de vista lo vamos a permitir", afirmó Hanne.

Al finalizar, el presidente de la AMT cargó contra este grupo, y manifestó: "Creo que es momento de decir las cosas como son; estamos en manos de delincuentes que lo que quieren es, mediante la amenaza directa, persecución y el amedrentamiento, quedarse con licencias".

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...