Un tierno león saltó sobre un vehículo abierto, lleno de turistas, en búsqueda de abrazos y besos. Ocurrió en el Safari Park Taigan de la ciudad de Belogorsk, Crimea (Rusia). El león se acercó al coche como si quisiera conocer mejor a los pasajeros. Y ahí fue cuando comenzó su “performance”.

 Primero Filia, como se le conoce, decidió hacerse cargo de la conducción: empujó al conductor y, tomando su asiento, pareció acariciarlo y abrazarlo. Luego, el tierno y amoroso animal saltó a los asientos de atrás, donde estaban los visitantes del parque. Los turistas, sin embargo, no se mostraron asustados; por el contrario, sonrieron y tomaron fotos y videos.

Después de mucha persuasión, Filia finalmente bajó del vehículo y el grupo continuó su camino. 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...