Cómo llega un renovado albo

La dirigencia millonaria y el entrenador Víctor Riggio pensaron para esta temporada proyectar y llevar a cabo un desafío mayúsculo y arriesgado que implica una renovación, sin los futbolistas más experimentados y bajando el promedio de edad, pero principalmente apostando a una importante base de juveniles, a los que se los intenta preparar para la competencia y el profesionalismo, pensado como un apuesta a futuro, para evitar padecer en años próximos aquella carencia de materia prima tan recurrente en el fútbol salteño
Un nuevo reto en el torneo Federal A, que representa una enorme responsabilidad, por cuanto en la continuidad del DT, en este proceso, se apunta a trabajar en función de que el equipo responda a las expectativas de la gente, que otra vez se encendió la ilusión.

La promoción de juveniles

De la primera local: Matías Macoritto, Agustín López, Jeremías Olañeta, Joaquín Mateo, Juan Pablo Pereyra, Martín Mogni, Gianfranco Marocco, Tomás Nallim, Juan Franhofer y Facundo Abraham. Lucas Nallim se fue a Gimnasia de Jujuy.

Los sobrevientes

Mauro Leguiza, Damián Cebreiro, Jonathan Hereñú, Nelson Ibarlucea, Pablo Agüero, Fabio Giménez, Agustín y Luciano Herrera y Álvaro Cazula (este último no realizó la pretemporada, pero fue incluido a último momento en la lista de buena fe)

Los refuerzos

Marcos David Benítez, Sergio Javier Salto, Lucas Medina, Dylan Leiva, Gabriel Emiliano Pusula Coronel, Joaquín Iturrieta, Ezequiel Andrés Riera, César Emanuel Morete, Matías Rosso, Juan Manuel Cobelli, Diego Martínez y Enzo Roggio.

Sin Cobelli

Debido a que no llegó el transfer internacional por el pase de Juan Manuel Cobelli, el delantero no viajó anoche con el plantel millonario a Misiones para jugar mañana con Crucero Norte, desde las 17, en el inicio del torneo Federal A. 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...