Exitoso inicio del sistema que detecta actividad eléctrica en el aeropuerto

La tormenta que azotó a la ciudad de Salta el 3 de enero generó inconvenientes en el aeropuerto internacional Martín Miguel de Gemes. La terminal aeroportuaria salteña se vio afectada y tuvo vuelos demorados, cancelados y desviados por el intenso temporal.

Pero el aeropuerto no solo se vio afectado por la potente lluvia, que terminó inundando las calles de la ciudad, sino también por la intensa actividad eléctrica que se registró durante las primeras horas de la mañana. El principal problema que existe cuando hay tormenta eléctrica es que se cortan las operaciones en el sector de la plataforma, por lo que no se puede cargar combustible ni cargar equipaje, ya que el personal no puede estar en pista.

El 3 de enero el Servicio de Detección de Actividad Eléctrica del aeropuerto -instalado el día anterior-, detectó actividad eléctrica que activo la alerta roja -es decir que se detectó dentro de los 5 kilómetros de distancia desde el aeropuerto-.

Por este motivo la estación aeroportuaria dejó de operar por un lapso de 15 minutos, desde las 6.26 hasta 6.41. A las s 6.59 se volvió a emitir una alerta que mantuvo al aeropuerto sin operaciones hasta las 8.25, es decir por el lapso de una hora 26 minutos.

Gracias al sistema de alerta el aeropuerto tuvo un cierre por un total de una hora 41 minutos y no de muchas más como hubiese ocurrido en otros tiempos. La utilización de este sistema permitió al aeropuerto acortar los tiempos de suspensión de operaciones debido a la actividad eléctrica, evitando así interrupciones innecesarias.

Según la Empresa Argentina de Navegación Aérea (EANA), de no haberse contado con el nuevo sistema la observación visual hubiera indicado la conveniencia de detener las operaciones del aeropuerto salteño durante las 17 horas en que se avistó actividad eléctrica cercana.

Dicha actividad comenzó a ser observada visualmente el 2 de enero a las 20.40 y hasta las 13.40 del 3. Es decir, un total de 17 horas en las que la actividad se mantuvo a más de 15 kilómetros del aeropuerto. El sistema de detección emitió su primera alerta amarilla de actividad -dentro de los 15 kilómetros- a las 6.14 del 3 de enero, y esta cesó a las 10.32.

Instalación

EANA, organismo dependiente del Ministerio de Transporte, adquirió e instaló el servicio de detección de actividad eléctrica que brinda mayor protección al personal en tierra en condiciones meteorológicas con actividad eléctrica en las cercanías, reduciendo las suspensiones por tormentas con rayos en los aeropuertos y reforzando su seguridad.

Este instrumental brinda información con alertas, detectando tanto a los rayos que se producen entre nubes como aquellos que tienen impacto en tierra, e informando dónde se producen las descargas con una precisión menor a 175 metros. Dichos datos permiten estimar el efecto de las descargas sobre los aeropuertos y sus operaciones.

La tecnología beneficia a todo el personal vinculado al despacho de combustible, movimiento del equipaje, señaleros, despachantes de vuelo, la carga de catering, carga y descarga en los aviones y el movimiento de pasajeros en rampa.

El nuevo equipamiento ya se encuentra funcionando en Aeroparque, Tucumán, El Palomar y Ezeiza, desde que se pusieron en marcha los operativos de seguridad previos al G20, y desde diciembre también en Córdoba y Rosario.

Cómo funciona

Antes del 3 de enero solo se contaba con la observación meteorológica para realizar dicha detección. El nuevo sistema emite una alerta amarilla cuando detecta actividad eléctrica significativa a 15 km del aeropuerto, y envía mensajes a correos electrónicos y SMS a celulares del personal operativo preseleccionado y con funciones dentro del predio. En ese caso se considera que la situación podría derivar en una alerta roja a corto plazo.

Si se detecta actividad eléctrica dentro de un radio de 5 km desde el aeropuerto el sistema emite una alerta roja, también avisando al personal operativo, y activa sirena y luces estroboscópicas de alerta en las áreas operativas abiertas del aeródromo. Si transcurren 10 minutos sin registrarse otra actividad eléctrica las alertas cesan y el sistema vuelve a quedar en vigilancia permanente.

El aeropuerto de Salta se consolida

En 2018 el aeropuerto internacional de Salta Martín Miguel de Gemes concentró casi el 25% de los vuelos del norte del país, al haber concentrado más de 1.100.000 viajeros que embarcaron o desembarcaron de la terminal aérea salteña. Con estos números la provincia reúne el 24 por ciento, casi un cuarto, del total de pasajeros de las diez provincias del norte, por encima incluso de destinos fuertemente afianzados como Iguazú, con las cataratas como la gran atracción del norte del país.

Pese a permanecer cerrado durante 21 días por obras en las pistas de aterrizaje, la plataforma comercial y el interior del aeropuerto, la terminal aérea de Salta mantuvo su liderazgo a nivel regional y consiguió crecer en el número de arribos, aunque solo fue un 3%.

El cierre total del aeropuerto ocurrió desde el 21 de abril al 5 de mayo, y obviamente sintió la merma en la cantidad de pasajeros que arribaron. Durante abril, en esos 21 días pasaron por el aeropuerto 42.000 pasajeros, menos de la mitad de los viajeros que suele recibir el aeropuerto. En mayo la caída no fue tan pronunciada y se recibieron 71.000 pasajeros.

Los meses que más tránsito de pasajeros recibió la terminal aérea durante el 2018 fueron julio y octubre, con más de 113.000 pasajeros entre vuelos de cabotaje e internacionales.

Según los datos oficiales, en 2018 el aeropuerto del norte que más pasajeros recibió fue el de Salta, con 1,1 millón de visitantes, seguido por el de Iguazú, que superó por primera vez la barrera del millón de pasajeros domésticos e internacionales, marcando un crecimiento del 26 por ciento en tres años.

Le siguió la terminal aérea de Tucumán, por donde pasaron en 2018 más de 930.000 personas, es decir un 60 por ciento más de pasajeros que en 2015.

Por su parte, el aeropuerto de Jujuy, uno de los que más obras recibió de Nación para ampliar su capacidad operativa, alcanzó las 395.000 personas y cerró el año con 130.000 pasajeros más que en 2017 y el doble que en 2015.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...