Luciano Benavides dejó  su huella con el 8º puesto

Después de once días, diez etapas y 5.600 kilómetros, la 41ª edición del Rally Dakar llegó a su fin ayer en Lima con los hermanos Luciano y Kevin Benavides en la meta. El más chico dejó estampada su huella en la historia de la competencia más difícil del mundo, al finalizar octavo y convertirse en el segundo mejor piloto argentino de la historia, por detrás de su hermano Kevin y a la par de Javier Pizzolito (2013) y Franco Caimi (2017).

Con 23 años, el integrante del equipo oficial KTM, ganador por 18ª vez consecutiva en motos (ver el vinculado), superó sus propias expectativas.

El mayor, de Honda, con 30 años cumplidos la semana pasada, finalizó 12§, tras la penalización que tuvo tras la etapa 7, por llevar unas anotaciones fuera del roadbook.

En la décima y última etapa, los hermanos finalizaron en el quinto y sexto lugar, por detrás de Toby Price, el campeón del Dakar, José Ignacio Cornejo, Matthias Walkner y Sam Sunderland.

En la general, la previa tenía a Price 62 segundos por delante del chileno Pablo Quintanilla, quien podría haber superado al mayor de los Benavides como mejor piloto sudamericano, pero acelerando a fondo saltó una duna y se cayó. Por eso ni siquiera logró ingresar en el podio y debió conformarse con el cuarto puesto.

Lo que dijeron

Al llegar a la meta, Luciano dijo: "Estoy muy contento después de la lesión que tuve. Me sorprendí de mí mismo, no pensé en terminar dentro de los diez primeros y hacer las etapas que hice También estoy feliz por Kevin, porque la penalización es injusta. Pienso que llegar los dos sanos después de tantos accidentes es algo muy bueno, ahora podremos relajarnos y disfrutar lo que viene".

Kevin sostuvo: "Tenía un sueño muy grande por cumplir con el equipo, pero hay que seguir mirando para adelante. Terminé bien, con la frente en alto. Estoy muy contento por Luciano. Ahora a preparar la temporada".

Hegemonía total de KTM desde 2001

El último piloto en festejar, fuera de esa marca, fue Richard Sainct en 2000.

A Toby Price le bastó con ganar una sola etapa para consagrarse por segunda vez como ganador del Rally Dakar y estirar a 18 títulos consecutivos para KTM, la marca líder en motos. Para encontrar un vencedor fuera de KTM hay que viajar en el tiempo hasta el 2000, cuando el ya fallecido Richard Sainct festejó con una BMW; el francés fue el ganador mientras todavía se corría en África y en esa oportunidad la prueba fue de oeste a este, de Senegal a Egipto. 
Sainct nació en Saint-Affrique en abril de 1970, ganó tres Dakar y 15 etapas de la mítica prueba. A los 34 años, mientras disputaba la cuarta etapa del Rally de los Faraones en Egipto el año 2004, falleció.
Todos los ganadores KTM
Tras la victoria del francés en 2000 hasta esta edición de 2019, la hegemonía es total para KTM. 
Los campeones fueron Fabrizio Meoni (2001-2002), el propio Sainct (en 2003 con la maca austríaca), Nani Roma (2004), Cyril Despres (2005-2007-2010-2012 y 2013), Marc Coma (2006-2009-2011 2014 y 2015), más Price (2016-2019), Sam Sunderland (2017) y Matthias Walkner (2018).
Kevin Benavides y Paulo Gonçalves, ambos de Honda, fueron los únicos pilotos que más cerca estuvieron de cortar con esa larga racha de KTM. 
El año pasado, el piloto salteño debió conformarse con el segundo lugar, como el portugués en 2015.
Durante varios años, aunque no tantos como los que lleva esta compañía, Yamaha fue la más victoriosa con siete triunfos en ocho ediciones desde 1991 a 1998, con Stéphane Peterhansel como bandera y escribiendo su historia.
Los japoneses de Honda, en tanto, ganaron cuatro veces seguidas entre 1986 y 1989, pero desde entonces no pudieron llegar al primer lugar del podio. BMW y Cagiva fueron las otras marcas que también festejaron más de una vez.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Aparecen

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...