Amia
Interna en la comunidad judía: la AMIA le pidió a la DAIA que desista de querellar a Cristina por el memorándum con Irán
La Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) le pidió a las autoridades de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) que desistan de querellar a la expresidenta Cristina de Kirchner, al evaluar que mantener esa acusación resultaría "perjudicial" para la comunidad judía. La DAIA consideró la propuesta como "un despropósito y una desmesura".

La Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) le pidió hoy a las autoridades de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) que desistan de querellar a la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner en la causa por el Memorando de Entendimiento con Irán, al evaluar que mantener esa acusación resultaría "perjudicial" para la comunidad judía. 

"Consideramos que mantener esa querella es perjudicial para la comunidad en general, y afecta en particular a la AMIA en su gestión específica. Cabe recordar que fue la oposición firme de la AMIA la que logró que el pacto de nuestro país con el enemigo de Israel nunca entrara en vigencia", señaló la misiva remitida por las autoridades de la mutual al presidente de la DAIA, Jorge Knoblovits. 

Los integrantes de la Comisión Directiva de la AMIA indicaron que "al desistir de esta querella contra la senadora y expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, además de reparar un grave error de la gestión anterior, la DAIA empezará a tomar distancia de una causa que está en el centro de la famosa grieta que divide a la mayoría de los argentinos, división que por cierto no nos representa".
Según la Agencia Judía de Noticias (AJN), la AMIA tomó esta decisión en una reunión celebrada el 15 de enero "luego de un intercambio de ideas" entre los dirigentes que componen la conducción de la institución. 

"La DAIA debe desistir de impulsar la causa judicial contra Cristina Fernández de Kirchner por el memorándum de entendimiento con Irán. La revisión de esa terrible decisión de política exterior y su reversión histórica corresponden a toda la sociedad argentina y sus representantes", remarcó el texto. 

La causa

A principios de 2013, el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, a instancias de su entonces canciller, Héctor Timerman, firmó un acuerdo con Irán para que ciudadanos de ese país, sindicados como autores intelectuales del atentado contra la sede de la AMIA –ocurrido en julio de 1994-- declaran ante la Justicia argentina en otro país en el marco de una revisión de la investigación argentina sobre el ataque terrorista.

El tratado fue denunciado ante la Justicia y el fallecido fiscal Alberto Nisman presentó una denuncia por encubrimiento contra la expresidenta, quien resultó procesada en esa causa junto a otros funcionarios de su gobierno. 

La carta se refirió también a la situación de los sospechosos iraníes, quienes tienen pedido de captura internacional de Interpol para que comparezcan ante los tribunales argentinos. 
"En particular queremos puntualizar queAMIA no se ha expresado a favor del juicio en ausencia y que toda declaración acción o compromiso asumido por DAIA sobre ese tema u otro sin conocimiento y consentimiento de AMIA sería eventualmente desconocido por nosotros. Enfatizamos que el respeto mutuoes la única manera de preservar la unidad y la paz comunitaria", subrayó la comunicación enviada el pasado 22 de enero.

La respuesta de la DAIA

El presidente de la DAIA, Jorge Knoblovits, dijo a diario Perfil que la acción de la AMIA "es un despropósito y una desmesura".

"Recibí la carta hace 4 días, desde la DAIA lamentamos que la AMIA la haya hecho pública innecesariamente porque es una situación que se dirime puertas adentro de nuestra sociedad", señaló el titular del organismo, que también apuntó contra su par de la otra asociación: "Habría que preguntarle a Agustín Zbar cuáles son las razones de meterse en una causa en la que no son parte y por qué ellos tienen más potestad de opinión que las otras 127 afiliadas".

En ese sentido, siguió: "Hubiesen esperado a la asamblea de mayo para plantear la cuestión. Ahí es donde se abren a todos los afiliados los temas de preocupación, no sé por qué lo hacen en los medios nacionales".

"Cualquier debate por fuera de la comunidad judía es un despropósito y una desmesura", añadió al referirse a la carta que se hizo pública.