“Manejar una empresa en 2018 fue muy complicado, un esfuerzo titánico”

Juan José Soler, presidente de Cerámica del Norte, tiene en sus espaldas la conducción de una de las pocas empresas familiares del país que ha logrado trascender en el tiempo y que tiene más de 80 años de vida. Desde 1994 Soler está al frente de la segunda compañía más importante de Argentina en este rubro. 
Más allá de ese logro empresarial, esta compañía familiar supo atravesar las distintas crisis y superarlas a todas. En un contexto en el que se cierran pymes todas las semanas y se pierden fuentes de trabajo, Cerámica del Norte afirma que superará esta tormenta sin despedir o suspender ningún empleado. En una entrevista con El Tribuno, Juan José Soler analiza en detalle el escenario nacional y provincial.
 
¿Cómo fue el año que pasó para la cerámica?
Cerámica del Norte cumplió su objetivo de finalizar la planta cinco. Con su terminación la capacidad instalada es de 100 millones de ladrillos por año, esa capacidad está intacta para ponerla en producción en el momento que sea adecuado. Pero tuvimos un 2018 por demás raro, por usar un término benévolo. Fue un año tremendamente complicado y dispar. En esa disparidad nos encontramos que hubo que hacer una adaptación rápida de cómo conducir la micro desde el punto de vista de la empresa, en función de toda la macro que nos representaba. Manejar una empresa en 2018 fue muy complicado, un esfuerzo titánico. 

¿Por qué?
Porque de tener una expectativa y una certidumbre de que iba a haber un mercado que iba a reaccionar en cuanto a la demanda y que iba a haber un financiamiento lógico se pasó abruptamente a que desapareció literalmente la demanda. Hubo una caída que se fue acentuando a partir de junio que llegó a diciembre en un 40%. 

¿Cómo arrancó el 2019?
En el arranque del año estamos con una demanda sumamente deprimida. Ya todos conocemos lo que es el presupuesto para este año, tanto el provincial como el nacional, donde la obra pública no figura para nada y más aún en lo que es en la vivienda. Todos sabemos que frente a un deterioro de la actividad como la que se está produciendo en este momento, todo lo que esperamos es ver cuál es el piso. 

¿Todavía se sigue cayendo?
Todavía se sigue cayendo. Diciembre, enero y febrero estacionalmente no es un trimestre bueno para la construcción. No obstante, lo que acá está influyendo fundamentalmente es una abrupta caída de la actividad. Estamos viendo cual es el piso y es de esperar que esta famosa L de la que se habla ahora, donde hay una caída abrupta hacia abajo y luego se estabiliza en ese piso, demore el menor tiempo posible y luego empiece una pendiente de recuperación de la demanda y la actividad para que se normalice la situación.

Los más optimistas dicen que después de marzo empieza la recuperación. ¿Qué expectativas tiene usted?
Creo que, como sector, vamos a tener un verano muy duro, en el cual se van a ver favorecidos algunos sectores muy puntuales, como el turismo, gracias a la devaluación del 100%. Luego a partir del primer trimestre van a andar bien el sector energético, a través del impulso de Vaca Muerta, y el campo. Pero por mejor que les vayan a esos dos sectores, no pueden generar un derrame inmediato para que los otros sectores se vean motorizados por estos y se pueda vislumbrar una actividad económica. Creo que a partir de julio o agosto se puede ver algún panorama más favorable. El tema es que es mucho tiempo para una caída tan fuerte. Vamos a tener un año 2019 difícil.

Dentro de este escenario, donde todavía no sabemos cuándo vamos a parar de caer. ¿Cómo se prepara Cerámica del Norte?
Desde el punto de vista de la cerámica, la empresa es sumamente conservadora y es muy austera en cuanto a su manejo financiero. Siempre cuando explota la demanda y Argentina entra en crecimiento, la Cerámica juega en dos vertientes. Una es la inversión para seguir creciendo y ramificándose en otros sectores que son interesantes en el mundo económico. Por otro lado, en esa diversificación, el grupo tiene dos hoteles, donde se hace favorable este momento. Los dos hoteles terminaron muy bien con una ocupación alta y gran demanda de turismo extranjero. Luego cerámica continúa en el rubro inmobiliario, tenemos departamentos ya terminados que están a la venta y un edificio en construcción. Por otro lado, en esas épocas buenas Cerámica trata de consolidar un fondo anticrisis, que está para cualquier contingencia y hacer el apoyo financiero que se necesite. En Cerámica no hay ninguna posibilidad de que haya suspensiones o despidos, lo digo para dar tranquilidad, porque somos una empresa importante como empleadora. Hoy estamos trabajando a un 50% de la capacidad instalada, la planta cinco nunca llegó al momento de ponerla en marcha y hemos parado preventivamente una planta, en busca de tener un ahorro energético de gas y electricidad para superar estos momentos. 

Se esperan nuevos aumentos. ¿Cómo los va a afectar?
El impacto energético en las industrias como la nuestra ha sido muy fuerte. En término de lo que es el gas natural tenemos tarifas dolarizadas, así que desde el vamos la devaluación nos impactó en un 108% en el año. La electricidad debe haber crecido en el orden del 80%. No había terminado de cerrarse el año que ya dijeron que el tema de las tarifas no para. Veremos cómo se puede absorber esto.

¿Qué espera en este año político?
Decir qué es lo que queremos de la Argentina o de Salta es bastante fácil, todos vamos a coincidir, pero ahora tenemos que decir ¿cómo? Tienen que aparecer los cómo en los que sean candidatos a gobernador, porque después la culpa la tiene el otro. Todos los que legítimamente tienen ganas y sienten que pueden hacer un esfuerzo para la provincia que se preparen bien, que no asienten sus campañas sobre un marketing donde las palabras se las lleve el viento. Gobernar una provincia no es un tema menor, hay que asumir las responsabilidades como corresponde diciendo lo que se promete, cómo se lo va a hacer y que de una vez por todas tengamos un punto de inflexión. Que no se olvide nadie que estamos en una provincia que tenemos el 40% de pobreza, que tenemos déficit de salud, déficit de educación, pero una potencialidad económica increíble a desarrollar y que necesita recursos.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...