El crimen ocurrió minutos antes de las 7 de hoy en la calle Alberti entre Lamadrid y Las Heras, en la ciudad de Mar del Plata. Gisel Varela, una agente de policía de 33 años, estaba esperando el colectivo para ir a trabajar cuando un auto se detuvo a la par suya, bajó un hombre y unos segundos después le disparó al menos cinco veces. El asesino fue detenido dos horas después en Miramar.

Varela murió casi en el acto y todas las sospechas apuntaron desde un principio a su expareja, a quien había denunciado por hostigamiento, tenía una restricción de acercamiento e, incluso, había estado detenido días atrás por violencia de género.

De acuerdo a los primeros testimonios en el lugar, hubo una discusión entre la mujer y el sospechoso antes de que se escuchara la primera detonación. Dos tiros impactaron a la altura del mentón de la víctima y un tercero en el cuello. Los investigadores no encontraron en la escena del crimen el arma homicida. Creen que el asesino desarmó a la mujer y la mató con su pistola reglamentaria, llevándosela del lugar al escapar.

Capturado en Miramar

Sergio Cejas, expareja de la mujer policí, fue detenido en Miramar tras un operativo cerrojo. El hombre es el único y principal sospechoso de matar a Gisel Romina Varela. Cejas había sido denunciado por la víctima en varias oportunidades: una de ellas por violencia y hostigamiento. Por este motivo el hombre tenía una restricción perimetral, dispuesta por el juzgado de familia número 4 de Mar del Plata, que le imposibilitaba acercarse a la casa de la joven y a su trabajo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...