Excarcelan a los  policías que mataron  a un remisero

La Cámara de Apelaciones en lo Criminal y Correccional ordenó ayer la excarcelación de los tres efectivos de la Policía de la Ciudad acusados de haber matado a balazos a un remisero que los amenazó y atacó con un cuchillo el 1 de este mes, en el barrio porteño de Villa Crespo.

Esta decisión benefició a la inspectora Beatriz Manzanelli (41), la oficial Daniela López (32) -quienes ya gozaban de arresto domiciliario- y al oficial primero Ramón Pérez (39), quien hasta ayer había estado alojado en un penal federal.

En el caso de este último, los camaristas julio Lucini, Mariano González Palazzo y Magdalena Laiño le otorgaron la excarcelación bajo una fianza de 100 mil pesos.

La semana pasada, la jueza en lo Criminal y Correccional 49 porteña, Ángeles Gómez Maiorano, había dispuesto que Manzanelli y López cumpliesen en sus domicilios el arresto por el homicidio de Claudio Hernán Romano (39).

"Ambas son madres de niños chiquitos, lactantes, y ese fue el motivo por el que la magistrada decidió mandarlas a su domicilio", señaló.

Previamente, Gómez Maiorano rechazó los pedidos de excarcelación que habían presentado las defensas, una decisión que fue apelada y ayer fue resuelta por la Cámara.

La excarcelación se produce antes de que la propia jueza resuelva la situación procesal de los tres efectivos que pertenecen a la comisaría 15 B de la Policía de la Ciudad.

El objetivo de la Justicia es determinar si estos policías actuaron en legítima defensa o si todos o alguno de ellos cometió algún tipo de exceso.

Al menos dos videos registraron la secuencia donde se ve que los policías remataron a Romano cuando ya estaba herido en el piso e intentó reincorporarse, 52 segundos después de haber caído por los primeros disparos.

El hecho ocurrió el 1 de octubre, alrededor de las 11.30, en Malabia al 900, entre Castillo y Jufré, de Villa Crespo. Según la versión policial, corroborada por los videos, el oficial estacionó el móvil y minutos después Romano frenó su Volkswagen Polo detrás. El hombre bajó del auto con sus manos ensangrentadas, armado con una navaja y, sin mediar palabra, atacó a Pérez, quien estaba al volante del móvil, a través de la ventanilla. El oficial resultó lesionado en la mano y el brazo izquierdos y en la región derecha del cuello, por lo que efectuó un primer disparo desde dentro del móvil. El agresor pasó delante del patrullero y caminó hacia la inspectora Manzanelli, quien ya había bajado de la unidad, y recibió los primeros disparos que lo tumbaron. Segundos más tarde, Pérez le pegó a Romano una patada en la cabeza y más tarde la víctima fue rematada cuando quiso volver a incorporarse.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...