La candidata a diputada nacional por el Frente de Todos Lista 501 Lía Verónica Caliva es comunicadora social y presidenta de la Fundación Entre Mujeres. Esta organización acompañó el amparo colectivo de Mirtha Sisnero para que las salteñas pudieran ser choferes de colectivo, que logró un fallo a favor de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Como militante, organizó los encuentros nacionales de mujeres que hubo en Salta en 2002 y en 2014.
Tras los resultados de las PASO, Caliva va en segundo lugar en la lista, detrás del diputado Lucas Godoy. La candidata consideró que Salta debe ser parte del proyecto nacional que encabezan Alberto Fernández y Cristina Fernández y planteó que Sergio Leavy pondrá a Salta de pie en esta nueva etapa. .

- ¿Cómo fueron sus inicios en la política?
Yo me inicié en la política social y comunitaria desde muy joven. En el último año del colegio secundario comencé a militar y, pocos años después, a principios de los 90, vivía en General Güemes y había unas luchas tremendas. Algunas las encabezaba mi padre, que era secretario general del sindicato de los empleados municipales de Güemes y tenía un amigo, que era el Perro Santillán. 
En esos años, eran luchas y luchas, porque había crisis profundas, como la que atravesamos ahora. Me inicié bastante fogoneada en la lucha popular en la militancia. Me afilié al Partido Comunista Revolucionario y comencé a militar en las comunidades, en los barrios, con las mujeres, con los jóvenes, a organizar, como lo hacen ahora muchos jóvenes, porque no había trabajo. 
Se venía de un proceso de privatización de las empresas más importantes estatales que tenía el país, como los ferrocarriles e YPF. Esta historia se repite lamentablemente en nuestro país y millones de familias quedan sin trabajo y en la desprotección. 
Con el tiempo, me orienté, sobre todo, a las problemáticas que nos afectan a las mujeres y a las niñas. Con unas amigas de la universidad dimos vida a Fundación Entre Mujeres y me dediqué de lleno a la militancia de género y política. 
Mientras crecía y transitaba la vida social y hacía una práctica social, me di cuenta de que no alcanzaba con reunirnos 15 chicas en un barrio y preparar la leche para los chicos que tenían hambre. Empecé a comprender en profundidad cuáles eran las verdaderas causas que hacían que un país o una provincia estuvieran sumidas en la pobreza y en la desigualdad y que a las mujeres nos tocara la peor parte. 
Tantas situaciones de injusticia y de inequidad, que se agravan con la pobreza, me conmovían, me conmueven y me van a seguir conmoviendo profundamente.

- Usted forma parte del Partido del Trabajo y del Pueblo. ¿Cómo llegó a sumarse al mismo espacio en el Frente de Todos con Jorge Guaymás, secretario general del Sindicato de Camioneros?
Fue un proceso que lo dieron los compañeros y compañeras de la Corriente Clasista y Combativa y de otras organizaciones sociales, que están en lo que se ha denominado “los cayetanos”. Este es un espacio que lucha por pan, tierra, techo y trabajo y que encontró en el Sindicato de Camioneros en Salta y en la CGT, con Jorge Guaymás a la cabeza, un aliado clave para enfrentar las medidas que ha tomado el macrismo estos últimos cuatro años a nivel nacional y el gobernador Juan Manuel Urtubey, en la provincia. La gente sabe que esta última gestión no se desarrolló el trabajo y que con el macrismo se acentuaron todos los problemas. 
Salimos a la calle a luchar y a reclamar contra las medidas del Gobierno para que paren la inflación, para que se asista a los merenderos y a los comedores... Nos alió trabajar por quienes menos tienen para defender los intereses de los trabajadores y de las organizaciones sociales y que no sigan arremetiendo contra este sector, que es el más vulnerable de la sociedad. 
Decidimos presentarnos a disputar el poder y ser parte del gobierno, ya que nadie nos resuelve los problemas. Desde un primer momento dijimos que el espacio que se construía, que era el Frente de Todos, era el lugar en el que había que estar. Fuimos como el espacio de los trabajadores, de las organizaciones sociales, de las comunidades originarias y de las mujeres, para comenzar a tener voz en esos lugares donde se decide la vida de todos los integrantes de este país. 

- Cuando sea diputada, ¿que proyectos va a proponer?
Entre los principales proyectos, está trabajar con Alberto Fernández, en su batalla para que la Argentina sea un país sin hambre. Vamos a presentar un proyecto de ley para que haya un trabajo sostenido en estos cuatro años de gobierno para erradicar el hambre de las familias argentinas y de Salta, que es una de las más pobres del país. En el norte de la provincia, nuestros niños y niñas mueren de hambre o de enfermedades producto del hambre y de la pobreza. Ese es un proyecto central: trabajar duro y sostenido para erradicar el hambre del país, que nadie se vaya a dormir ni se levante con hambre o con frío. 
Otro proyecto es que se declare la ley de emergencia que pedimos desde hace tantos años las mujeres. Voy a hablar con cada uno de mis colegas diputados y diputadas para que comprendan lo que implica en las familias, en las comunidades y en los pueblos perder a las mujeres. Las mujeres pierden sus vidas a manos de femicidas y de violentos, cuando quizás pasaron por 10 o 15 denuncias y no hay un organismo estatal que se ocupe de que, ante tantas alertas, se tomen las medidas para que no paguen con sus vidas esa situación de desamparo. 
Quiero que haya asistencia y que se cumpla la ley para las hijas e hijos de las víctimas de femicidio. Que todas las leyes que conquistamos las mujeres todos estos años se efectivicen, se reglamenten, se presupuesten y que se empiece a trabajar con políticas públicas para abordar el problema y que dentro de unos años erradiquemos la violencia de nuestras vidas. 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...