Paula Wachter: “No se puede prevenir lo que se ignora”

Desde la Fundación Red por la Infancia se está trabajando en forma conjunta con el programa ENIA y Unicef, con jornadas que buscan sensibilizar a la población sobre la problemática del embarazo adolescente en el país. 
“Creo que es importante visibilizar esta situación y los efectos que tiene el llevar adelante un embarazo forzado”, expresó Paula Wachter, que debió enfrentar y denunciar el abuso sexual hacia sus hijas y sortear la falta de conocimiento por parte del Estado que debía ayudarla. 

¿Cuáles son las acciones que debe seguir la víctima de abuso?
Durante este encuentro se buscó ordenar el entramado institucional que debe dar respuesta a la víctima, que necesita de herramientas simples. 
Es fundamental que las víctimas de delitos de integridad sexual sepan a qué fiscalías deben ir. Es fundamental el trabajo de la Asesoría de Menores e Incapaces, porque son los encargados de recibir las denuncias de los menores. Estamos hablando de pequeñas que no tienen en su familia el espacio de resguardo que debería ser. 
Si no se pudo prevenir un abuso, todos tenemos la obligación moral de ofrecer la ayuda posterior. Para evitar las situaciones de abuso es fundamental saber qué pasa, conocer los indicadores. 
Si una niña recurre al médico por un dolor de panza y no se detecta el embarazo. Una niña no sabe que está pasando por eso. 

¿La educación sexual integral ayudó a que los niños adviertan comportamientos que están naturalizados en las familias como normales pero son abusos?
Una vez que pasa, la víctima cree que no puede hacer nada al respecto, y más si son pequeños. Hay que advertir que el abuso sexual es uno de los delitos más invisibilizados contra la infancia, que tiene consecuencias para toda la vida. La Organización Mundial de la Salud advierte que 1 de cada 5 niñas y 1 de cada 13 niños serán abusados antes de los 18 años. Hay que hablar del tema porque no podemos prevenir lo que ignoramos. Solo el 20 por ciento de las víctimas logra romper el silencio y denunciar. ¿Qué pasa con las demás?
La responsabilidad de los adultos es estar atentos siempre. Otro gran avance fue la ley 27.455, que se sancionó hace un año, que dejó atrás que el delito de abuso sea una cuestión privada. 

 

Denuncias que no se discriminan por tipo de delito

No se tenía en cuenta edad de la víctima ni el tipo de abuso.

Niña wichi embarazada, víctima de una violación en banda. Arch

Desde el Observatorio de Violencia contra las Mujeres destacaron que los abusos ocurren en todos los ámbitos sociales. Sin embargo, quienes más se acercan a los centros oficiales de atención son los sectores más desprotegidos. 
“No hay que pensar que esto solo ocurre en los sectores pobres o rurales, si bien hay zonas donde está más naturalizado, sobre todo con niñas. La zona de Anta, por ejemplo, tiene una gran cantidad de casos”, expresó Laura Postiglioni. 
Según indica un informe estadístico realizado en 2015 y 2016 por el Observatorio de Violencia contra la Mujeres, en base a los datos de las Fiscalías de Delitos contra la Integridad Sexual del Ministerio Público de Salta, en 2015 hubo 1.665 denuncias por delitos contra la integridad sexual. Entre enero y octubre de 2016, en tanto, hubo 663 denuncias. Las edades de las víctimas no están discriminadas. 

</SUBTITULO>Qué es abuso
Con la modificación del Código Penal, el abuso sexual ya no se entiende solo como una violación sino que también incluye distintos tipos de contacto no consentido e incluso violencia sin contacto físico. Es abuso: una exhibición obscena, usar la imagen del niño para producir material pornográfico, hacer que el niño presencie relaciones sexuales y someter a un niño a la explotación sexual. 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...