“Hasta que no llegue la carta despido vamos a seguir atendiendo”, dijeron empleados de Luque en Salta


La noticia sobre el cierre total de supermercados Luque corrió como reguero de pólvora por los medios de todo el país y Salta no fue la excepción. Lo cierto es que los empleados que trabajan en la sucursal ubicada en zona sur de la ciudad dijeron que se hicieron eco de “cierre” pero que  ellos siguen abriendo ya desde la empresa nadie se comunicó.  
“Nosotros seguimos abierto al público porque nadie nos comunicó nada . Somos 43 familias que hasta que no nos llegue la carta de despido vamos a seguir atendiendo”, dijo María Lazarte a El Tribuno, en nombre de sus compañeros.
La joven agregó que la solución de un ofrecimiento del 60 por ciento de la indemnización solo fue para Tucumán pero que a Salta no llegó nada. “Seguimos atendiendo y vendiendo lo que hay. Con lo que recaudamos compramos nafta para el grupo electrógeno porque estamos sin luz desde el 30 de septiembre. Acá en Salta estamos en concurso de acreedores. Si nos quiere echar que cumplan con la ley de contrato laboral y que nos indemnicen como se debe”, finalizó.
Luque es una firma tucumana que pertenece al empresario Emilio Luque y contaba con unos 20 locales distribuidos en las provincias de Tucumán, Santiago del Estero, Catamarca y Salta. 

A nivel nacional y según trascendió de las fuentes sindicales, la empresa adeudaba parte de los salarios de agosto y septiembre —en promedio unos $60.000 por persona— y ofreció a los trabajadores despedidos el pago de un 60% de la indemnización en 13 cuotas. Los empleados de la sucursal de Catamarca ya habrían aceptado esa propuesta, apremiados por la necesidad de cobrar sus sueldos. La empresa se encuentra en concurso preventivo de acreedores y tiene una deuda con la AFIP de $200 millones, pero a Salta según dijeron los propios empleados esta propuesta no llegó.

Desde el sector supermercadista confirmaron que la empresa tucumana está cerrando sus locales e indemnizando a los empleados, y que está evaluando algunas opciones para vender su negocio. Pero hasta ahora no hay información formal sobre que se haya declarado en quiebra. 

‘El local está cerrado, no hay venta ni mercaderías. Existe una propuesta de 60% de la indemnización, pero todavía no se pagaron los meses de julio, agosto y septiembre, y ahora llega octubre”, señaló Víctor Paz, secretario general del Sindicato de Empleados de Comercio de Santiago del Estero, al diario El Liberal. ‘Por el momento no hay ningún acuerdo. La empresa comunicó sobre la convocatoria de acreedores y que debemos manejarnos todos dentro de la convocatoria, incluido el pago a los trabajadores”, advirtió el representante gremial.

Paz describió que se trata de “un final anunciado” que la empresa venía dilatando. ‘La firma no tenía intención de reabrir porque las inversiones del supermercado las llevaron a otros negocios”, apuntó. Es que en los últimos años Luque se diversificó, especialmente en el sector del agro: en marzo de 2017 le compró a Atanor los ingenios Marapa y Concepción, que es el segundo más grande del país, por USD 200 millones. Y cuenta además con una firma molinera.

La empresa nació como una distribuidora de bebidas a fines de la década del 70. En 1992 inauguró su primer supermercado, un local de venta mayorista, en la ciudad de San Miguel de Tucumán y pocos años después inició un proceso de expansión con locales (mayoristas y minoristas) en las provincias del norte del país.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...